Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Activistas sudanesas reclaman la mitad de la autoridad de transición

Las líderes sudanesas afiliadas a las fuerzas de la Declaración de Libertad y Cambio, un grupo líder en el movimiento popular, han reclamado el derecho de la mujer a la mitad de los escaños en todas las instituciones del gobierno de transición.

Actualmente se están llevando a cabo difíciles negociaciones entre el Consejo Militar de Transición y la Declaración de Libertad y Cambio de Fuerzas sobre los detalles de la fase de transición.

El 11 de abril, el ejército destituyó a Omar Al-Bashir tras 30 años de gobierno como resultado de las continuas protestas generalizadas que se iniciaron a finales de 2018.

 

Protesta de mujeres

Bajo el nombre de “Mujeres de Sudán por el Cambio”, las líderes recientemente lanzaron una protesta frente al cuartel general del ejército en Jartum para resaltar la voluntad de las mujeres de participar en las instituciones de la fase de transición.

Estas figuras femeninas destacaron el papel de las mujeres en el éxito de la revolución contra Al-Bashir y la forma en que fueron sometidas a la represión de los servicios de seguridad y las milicias del régimen anterior durante los últimos cuatro meses de protesta.

El domingo, el Consejo Militar declaró haber estudiado un documento sobre la fase de transición entregado por la Declaración de Libertad y Fuerzas de Cambio, enfatizando su disposición a responderles.

El jueves, estas fuerzas revelaron que el documento incluye "una visión integrada de los poderes y responsabilidades de las instituciones de transición".

Las Fuerzas de Cambio explicaron que los niveles de gobierno comenzarían por un "consejo soberano de transición", que es el jefe de estado y el símbolo de soberanía, además de un gabinete que cuenta con la autoridad ejecutiva suprema y un organismo legislativo responsable de la legislación y de la supervisión.

Leer: 90 killed since start of protests, say Sudan doctors

Según el documento, "el Consejo Legislativo de Transición estará compuesto por 120 a 150 miembros que deberán ser acordados por los signatarios de la Declaración de Libertad y Cambio, y la representación de las mujeres no será inferior al 40%”.

 

Sin negociación y sin manipulación

"Desde 1989, el movimiento de mujeres ha participado activamente en la oposición contra el antiguo régimen de Al-Bashir, a pesar de su naturaleza represiva, ha hecho grandes sacrificios y no considera sus justas demandas como una subvención que puede ofrecer cualquier persona", dijo la representante de la sociedad civil de la Alianza para la Libertad y el Cambio, Nahid Jabrallah, a la Agencia Anadolu.

Ella continuó: “Las mujeres sudanesas han participado en la organización de manifestaciones, protestas, albergando a revolucionarios, sentadas y apoyo social. Su papel no solo se ha limitado a apoyar a los hombres, sino también a liderar el movimiento de resistencia diario".

Jabrallah consideró que “es natural lanzar una campaña con el objetivo de lograr la participación equitativa de las mujeres en los mecanismos de cambio para lograr transformaciones democráticas reales, utilizando mecanismos civiles que puedan transformar las consignas de la revolución en un hecho real. No nos involucraremos en ningún compromiso y no toleraremos ningún intento de manipulación en este sentido".

Destacó que "este mensaje, que no solo está destinado al consejo militar sino a todas las fuerzas involucradas en la Declaración de Libertad y Cambio, tiene como objetivo garantizar una verdadera transición democrática que garantice una participación justa para las mujeres".

 

Acuerdo suspendido

Las fuerzas de la sociedad civil, una facción clave en la Declaración sobre Libertad y Cambio, incluyen organizaciones de mujeres en Darfur (oeste), las montañas Nuba en Kordofan del Sur, el este, centro y norte de Sudán, además de movimientos juveniles en Jartum.

Las partes, implicadas en la Declaración sobre Libertad y Cambio, ya han expresado su compromiso con la representación justa de las mujeres en la siguiente fase. Sin embargo, la proporción de la participación de las mujeres en las instituciones y delegaciones de la coalición, que se encargan de negociar con el consejo militar, ha sido criticada por líderes femeninas.

 

Acuerdo no materializado

En diciembre de 2018, las fuerzas de cambio identificaron una proporción del 40% de la representación de las mujeres en todos los mecanismos e instituciones del gobierno de transición. Sin embargo, tal resolución no fue "totalmente concretada" según Intisar Al-Aqli, líder de la Coalición de Mujeres Políticas.

Al-Aqli dijo a la Agencia Anadolu que "la participación justa y acordada de las mujeres en la vida política se implementa en las diferentes organizaciones dentro de los comités decisorios para el cambio".

Leer: Sudan opposition urges public to defend Khartoum sit-in

Explicó: “Los índices reales de participación de las mujeres en el proceso de toma de decisiones son menores que el porcentaje acordado, a pesar de su amplia participación en los comités de resistencia y las manifestaciones durante la revolución, hasta que el pueblo sudanés organizó la sentada frente al cuartel general del ejército”.

Al-Aqli confirmó que "la demanda de representación política equitativa entre mujeres y hombres sudaneses es lógica y ya se ha acordado. Sin embargo, la materialización del acuerdo depende de las transformaciones actuales sobre el terreno, por un lado, y de las capacidades de las mujeres y de su capacidad para luchar por la aplicación de dicho acuerdo, por el otro”.

 

Norma de eficiencia

Según el analista político Osama Khalil, "las demandas del movimiento de mujeres se basan en los criterios ya acordados por las fuerzas de cambio en la selección de todos aquellos que ocupan puestos en instituciones gubernamentales de transición".

Khalil explicó a la Agencia Anadolu que “existe un acuerdo entre las fuerzas del cambio y otras partes sobre la elección de competencias en la siguiente etapa, ya sea en el gobierno, el parlamento o el consejo presidencial conjunto, centralizando la competencia personal, en lugar del género, como un criterio esencial”.

Continuó: “Estas normas acordadas pueden contradecir el compromiso de las fuerzas de cambio de asignar el 40% a la participación de las mujeres en las instituciones gubernamentales. Por lo tanto, las competencias de las mujeres en muchas áreas son significativamente notables y avanzadas”.

A medida que las negociaciones entre las fuerzas del cambio y la junta militar entran en fases avanzadas, es probable que se filtren listas de candidatos para diferentes niveles del gobierno de transición.

Estas listas pueden revelar un compromiso con una representación justa de las mujeres sudanesas, o abrir la puerta a un enfrentamiento entre el movimiento de mujeres y los líderes de las fuerzas del cambio.

 

Una representación débil desde la independencia

"La amplia y considerable representación de mujeres en las instituciones gubernamentales de transición se basa en muchos factores, principalmente en su papel y su participación activa en el movimiento revolucionario", dijo Muhammad Shakila, profesor de ciencias políticas en las universidades sudanesas.

Shakila agregó a la Agencia Anadolu: “Las mujeres deben tener pleno derecho a la participación política, y no deben tener solo una representación simbólica inactiva en las instituciones decisorias, como sucedió desde la independencia del país en 1956. De lo contrario, el cambio del que estamos hablando solo será un eslogan débil".

Las mujeres participaron en el régimen de Al-Bashir con una representación simbólica mínima, en ministerios limitados de servicio y naturaleza social, como la educación, la atención y la seguridad social.

Categorías
ÁfricaNoticiasSudán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines