Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El grupo de protesta sudanés dice que los militares “no se toman en serio” la entrega de poder a los civiles

Los manifestantes sudaneses se reúnen cerca de la sede militar en la capital, Jartum, el 14 de abril de 2019 [Ahmed MUSTAFA / AFP / Getty]

El principal grupo de protesta de Sudán dijo el martes que los militares no parecen tomarse en serio transferir el poder a los civiles después de derrocar al presidente Omar al-Bashir, ya que ambas partes parecen endurecer sus posiciones, informa Reuters.

Los manifestantes y activistas han estado negociando con el Consejo Militar de Transición (TMC, por sus siglas en inglés) para formar un organismo conjunto de civiles y militares para supervisar una transición, pero están en un punto muerto sobre quién controlaría el nuevo consejo.

Los grupos de oposición dicen que debe ser dirigido por civiles y han prometido mantener una sentada frente al Ministerio de Defensa hasta que se cumplan sus demandas, pero el TMC no ha mostrado signos de estar dispuesto a renunciar a la autoridad final.

En un signo de creciente tensión, los testigos dijeron que los manifestantes bloquearon las carreteras con piedras y prendieron fuego a neumáticos a última hora del martes en varias áreas de Jartum Norte, al otro lado del Nilo Azul desde el centro de la capital, la primera de esas protestas desde que Bashir fue derrocado el 11 de abril.

“Lo que sentimos por todas las acciones del consejo militar hasta ahora es que no se toman en serio el hecho de entregar el poder a los civiles”, dijo a los periodistas Mohammed Naji Elasam, portavoz de la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA), en Jartum.

“Con el paso del tiempo, los poderes del consejo militar se expanden y este es un gran peligro para la revolución sudanesa”, dijo.

La SPA lidera una alianza de activistas y grupos de oposición llamada Declaración de las Fuerzas de Libertad y Cambio, que ha mantenido tres reuniones con el TMC desde el sábado.

“El consejo militar tiene la oportunidad de participar en el estado en el que estamos trabajando … pero podría llevarnos al riesgo de desviarnos hacia algo desagradable”, dijo Khalid Omar, uno de los líderes de la Declaración de las Fuerzas de Libertad y Cambio.

“Continuaremos organizando sentadas hasta lograr los objetivos de la revolución. Nuestra demanda es clara y eso es autoridad civil”.

El TMC reiteró que estaba abierto a más conversaciones, pero advirtió que no debería haber más disturbios después del martes, refiriéndose a las protestas que interrumpen los trenes y bloquean los puentes.

Dijo que no dispersaría una manifestación de protesta que se realizó frente al Ministerio de Defensa desde el 6 de abril.

Leer: Sudan protest group calls for strike amid transition stand-off

“Estamos listos para negociar, pero no hay caos después de hoy”, dijo el jefe adjunto del TMC, Mohamed Hamdan Dagalo, quien es apodado Hemedti. “Les dijimos, continúen con la sentada, pero el tren está conectado a la entrega de combustible”, agregó.

La sentada, la culminación de 16 semanas de manifestaciones contra el gobierno de Bashir durante tres décadas, ha continuado después de que el ejército lo expulsó del poder.

La SPA, que ha encabezado las protestas, ha pedido la desobediencia civil y una huelga general para aumentar la presión sobre el consejo militar.

El portavoz de la SPA, Elasam, dijo que no se había fijado una fecha para el final de las negociaciones, pero los grupos de oposición entregarían su postura por escrito al TMC en cuestión de horas.

El TMC también confirmó que había aceptado las renuncias de tres de sus miembros cuyo despido la SPA había exigido sobre su presunto papel en una represión que mató a decenas de manifestantes.

Uno de los tres miembros, que renunció la semana pasada, fue el teniente general Omar Zain al-Abideen, quien encabezó el comité político del TMC. Los otros dos fueron el teniente general Jalal al-Deen al-Sheikh y el teniente general al-Tayeb Babakr Ali Fadeel.

El teniente general de TMC, Salah Abdelkhalek, trató de distanciarse del consejo del gobierno de Bashir.

“Somos parte de la revolución y no somos parte del régimen anterior como la gente nos ve”, dijo a los periodistas.

Categorías
ÁfricaNoticiasSudán

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba