Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Expedientes judiciales muestran que algunos de los ejecutados que se negaron a confesar fueron torturados por Arabia Saudí

Los documentos muestran que algunos hombres afirmaron repetidamente que las confesiones se obtuvieron mediante tortura, según un informe de CNN
El gobernante de facto de Arabia Saudí, el príncipe heredero Mohammed bin Salman (AFP / File)

En medio de la indignación ante los 37 activistas que Arabia Saudí ejecutó el martes, CNN ha obtenido documentos que demuestran que algunos de los sospechosos se habían retractado de sus confesiones, alegando que fueron obtenidos bajo tortura.

Cientos de páginas de documentos de tres juicios de 2016 brindan detalles de 25 de los 37 hombres ejecutados por el reino.

CNN no publicó los documentos en sí, pero proporcionó una página completamente redactada que muestra la fecha y el sello del tribunal.

Arabia Saudí dijo en el pasado que los 37 hombres que fueron ejecutados se habían declarado culpables de cargos que iban desde espiar para Irán hasta participar en protestas antigubernamentales, delitos que equivalen al terrorismo en el reino.

Treinta y dos de los ejecutados eran de la minoría chiíta de Arabia Saudí y algunos de ellos eran menores cuando fueron arrestados, entre ellos un adolescente que había planeado estudiar en los Estados Unidos.

Según la CNN, los documentos muestran que algunos de los hombres le dijeron repetidamente al tribunal que sus confesiones habían sido obtenidas mediante tortura.

Otros dijeron que nunca habían confesado, que solo habían proporcionado sus huellas digitales en documentos de confesión escritos por personas que los habían torturado.

"Esas no son mis palabras", dijo uno de los hombres ejecutados, Munir al-Adam, durante el juicio, de acuerdo con la descripción de la CNN de los documentos del caso.

"No escribí ninguna carta. Esta es una difamación escrita por el interrogador con su propia letra".

El martes, Reprieve, un grupo de campaña con sede en el Reino Unido que se opone a la pena de muerte, dijo a Middle East Eye que cinco de sus clientes estaban entre los muertos.

El grupo dijo que los cinco habían sido torturados para hacer confesiones falsas, incluido al-Adam, el cual fue golpeado tan gravemente tras su arresto en 2012 que se quedó permanentemente sordo de un oído.

En 2017, las Naciones Unidas expresaron su preocupación de que Adam y otras 16 personas detenidas por Arabia Saudí no hubiesen tenido acceso a juicios justos o a un proceso debido, "incluyendo denuncias de confesiones obtenidas bajo tortura".

La ONU también destacó entonces las denuncias de violaciones de derechos humanos en relación con otros casos de pena de muerte.

Arabia Saudí respondió a las acusaciones en una carta que negaba las afirmaciones de la ONU, alegando que los hombres habían apoyado sus admisiones de culpabilidad en los tribunales.

Las ejecuciones del martes fueron las mayores que se han llevado a cabo en el estado del Golfo en más de tres años.

 

 

Vía Arabia.Watch

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines