Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Jordania está cambiando, es lo que necesita ahora

El rey Abdullah II de Jordania observa mientras se sienta en un panel durante el Foro Económico Mundial de Oriente Medio y África del Norte de 2019, en el Centro de Convenciones Rey Hussein en el Mar Muerto, en Jordania el 6 de abril de 2019 [KHALIL MAZRAAWI / AFP / Imágenes falsas]

Jordania ha estado viviendo días difíciles que la han llevado a la actual crisis económica, debido a la ausencia de apoyo árabe. En cambio, los dólares de los árabes se están incendiando en medio de guerras aplastantes aquí y allá. Además, sumamos que los árabes e Israel están luchando desde la misma trinchera para presionar a Jordania para que acepte el trato del siglo. Si bien el apoyo árabe está ausente, el comercio entre Jordania e Israel se ha reducido al 65 por ciento de lo que era hace diez años.

Hoy en día se sabe que la difícil situación en Jordania se debe a su rechazo al acuerdo del siglo, un proyecto de paz estadounidense-israelí que apunta a eliminar y liquidar todos los problemas, incluidos Jerusalén y los refugiados. En cambio, el acuerdo busca resolver estos problemas a expensas de la identidad y los intereses jordanos, y por supuesto, a expensas del pueblo palestino.

Jordania es consciente de que está participando en la confrontación más difícil e importante desde 1967, y por lo tanto ha rechazado todas las generosas ofertas que ha recibido. Dichas propuestas incluyen el pago de su deuda de todo el año, que asciende a 40 mil millones de dólares a cambio de aceptar el acuerdo del siglo. Esto se debe a que, en última instancia, significará que Jordania está vendiendo a Jerusalén, así como a la propia Jordania, por esta cantidad, haciendo de Jerusalén una ciudad israelí y Jordania, una patria para los refugiados. La causa palestina terminará con esto frente a la presión árabe, israelí y estadounidense, que Jordania está obligada a enfrentar. Jordania no ve otra manera de enfrentar tal presión, excepto mediante un cambio, y este cambio se ha hecho evidente en varias medidas en los últimos días. La más importante de estas medidas es la firma de varios acuerdos con Qatar en el campo militar y económico durante una visita de una delegación de alto rango de Qatar a Jordania.

Leer: Islamists make comeback in union elections in Jordan

Esto significa que, de hecho, Jordania ha comenzado a buscar nuevos aliados en la región. Además, a principios de 2019, el rey Abdullah II visitó Turquía y se reunió con Erdogan, así como visitó Túnez, la cuna de la primavera árabe, y se reunió con el presidente Essebsi. Incluso envió un raro telegrama de felicitación al presidente iraní, Hassan Rouhani, y visitó Irak, la primera visita en 10 años. La acción notable más reciente de Jordania ocurrió a nivel nacional, cuando el Rey Abdullah II se reunió con parlamentarios de los Hermanos Musulmanes, lo que fue la primera reunión entre los líderes de los Hermanos Musulmanes y el Rey en más de siete años.

Este movimiento tiene varias implicaciones para los países que presionan a Jordania. Se están produciendo avances significativos en Jordania, que está experimentando un punto de inflexión históricamente importante. Sin embargo, el evento más importante aún no ha ocurrido, es decir, la finalización del acuerdo de paz con Israel, conocido como el Tratado de Wadi Araba, y su retirada total. Si los israelíes, junto con los estadounidenses, el mediador y el garante del tratado, quieren cambiar el estado de Jerusalén y el estado de los refugiados, estarían violando las cláusulas principales del tratado. El tratado estipula que “Israel respeta el actual papel especial del Reino Hechemita de Jordania en los santuarios sagrados musulmanes en Jerusalén” y “Cuando se lleven a cabo negociaciones sobre el estatus permanente, Israel dará alta prioridad al histórico papel jordano en estos santuarios”. El acuerdo también establece claramente que Jordania debe participar en cualquier solución relacionada con los refugiados, ya que alberga el mayor número de refugiados desde la Nakba de Palestina en 1948.

La respuesta de Jordania al acuerdo del siglo debe ser nada menos que retirar completamente el acuerdo de paz con Israel, ya que no puede seguir respetando un acuerdo que no preserve los principales intereses de Jordania. Esto, junto con la pérdida continua de los beneficios económicos de este tratado, lo que significa que el acuerdo está perdiendo gradualmente todo el valor y beneficio económico y político.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Middle East Monitor.

Categorías
Artículos de OpiniónIsraelJordaniaOriente MedioPalestinaQatar

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba