Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Turquía arresta a espías sospechosos de Emiratos Árabes Unidos y está investigando su enlace con Khashoggi

La policía turca coloca una barricada frente al consulado saudí mientras continúa la espera tras el asesinato del destacado periodista saudí, Jamal Khashoggi, en el Consulado General de Arabia SaudÍ en Estambul, Turquía, el 11 de octubre de 2018 [Agencia Ahmet Bolat / Anadolu]

Turquía ha arrestado a dos agentes de inteligencia que confesaron haber espiado a ciudadanos árabes de los Emiratos Árabes Unidos, y está investigando si la llegada a Turquía de uno de ellos estuvo relacionada con el asesinato de Jamal Khashoggi, dijo el viernes un funcionario turco de alto rango.

Uno de los dos hombres llegó a Turquía en octubre de 2018, días después de que Khashoggi fue asesinado en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, dijo el funcionario, y agregó que el otro llegó para ayudar a su colega con el trabajo.

“Estamos investigando si la principal llegada de la persona a Turquía estuvo relacionada con el asesinato de Jamal Khashoggi”, dijo el funcionario, agregando que la persona ha sido supervisada durante los últimos seis meses.

“Es posible que haya un intento de recopilar información sobre los árabes, incluidos los disidentes políticos, que viven en Turquía”.

Leer: El ex asistente del príncipe de EAU: “Nuestra paciencia con Turquía y Hamás se ha agotado”

Los arrestos se realizaron en Estambul el lunes como parte de una investigación de contrainteligencia. Los funcionarios turcos confiscaron un ordenador encriptado ubicado en un compartimiento oculto en lo que el funcionario dijo a Reuters que era la base de la red de espionaje.

El funcionario, que pidió el anonimato, dijo que las declaraciones de los hombres detenidos sugirieron que su operación de inteligencia estaba dirigida a exiliados políticos y estudiantes.

Khashoggi, columnista del Washington Post y crítico del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, fue asesinado en el consulado de Arabia Saudí el 2 de octubre, lo que provocó una indignación internacional.

La CIA y algunos países occidentales creen que el príncipe heredero, el gobernante de facto de Arabia Saudí, ordenó el asesinato, lo que los funcionarios saudíes niegan. El fiscal saudí ha acusado a 11 sospechosos no identificados, incluidos cinco que podrían enfrentar la pena de muerte acusados de ordenar y cometer el crimen.

Categorías
Arabia SauditaEmiratos Árabes UnidosEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba