Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Estados Unidos espera resolver la disputa con Turquía por la compra de defensas aéreas rusas

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla con el piloto del avión de combate F-35, el teniente coronel Jason Curtis, mientras recorre la Base de la Fuerza Aérea Luke en Phoenix, Arizona, donde se encuentra en un mitin sobre "Make America Great" el 19 de octubre de 2018 [NICHOLAS KAMM / AFP / Getty]

El secretario interino de Defensa de los Estados Unidos, Patrick Shanahan, dijo el martes que esperaba resolver una disputa con Turquía por la compra planeada del sistema de defensa aérea S-400 de Rusia, un día después de que el Pentágono detuviera la entrega de equipos relacionados con los aviones de combate F-35 a Ankara, informa Reuters.

Estados Unidos se encuentra en una encrucijada por un enfrentamiento desde hace años con Turquía, un aliado de la OTAN, después de no haber logrado convencer al presidente Tayyip Erdogan de que comprar el sistema de defensa aérea ruso comprometería la seguridad del F-35, el caza más moderno en el arsenal estadounidense.

El enfrentamiento se intensificó el lunes cuando el Pentágono anunció que suspendió la entrega de equipos relacionados con el F-35 “a la espera de una decisión inequívoca de Turquía de renunciar a la entrega del S-400". El avión está fabricado por Lockheed Martin Corp.

Si el Pentágono da el siguiente paso y saca a Turquía del programa F-35, sería la crisis más seria en la relación entre los dos aliados en décadas.

Shanahan se mostró optimista de que ambos países encontrarían una salida a la crisis al convencer a Turquía de comprar el sistema de defensa aérea Patriot en lugar de los S-400.

"Espero que resolvamos el problema para que tengan el equipo de defensa adecuado respecto a los Patriots y los F-35", dijo Shanahan a los periodistas en el Pentágono. El Patriot está fabricado por Raytheon Co.

Shanahan agregó que esperaba que los Estados Unidos finalmente entregaran el F-35, que actualmente se encuentra en la Base de la Fuerza Aérea Luke en Arizona, a Turquía después de resolver la disputa. Pilotos turcos están recibiendo entrenamiento en dos aviones en la base.

El principal comandante de Estados Unidos en Europa, el general Curtis Scaparrotti, se mostró más cauteloso al decir que creía que aún existía "alguna posibilidad de que podamos resolver esto". No llegó a predecir un resultado positivo.

"Vamos a seguir trabajando en ello hasta que sepamos que simplemente no es posible", dijo Scaparrotti a un pequeño grupo de reporteros.

El general de marina Joseph Dunford, presidente del Estado Mayor Conjunto, también dijo a los reporteros por separado que no estaba renunciando a Ankara.

Leer: US sends message to Turkey, halts F-35 equipment shipments

El desacuerdo sobre el F-35 y el S-400 es el más reciente de una serie de disputas diplomáticas entre los Estados Unidos y Turquía, incluidas las demandas turcas para que Estados Unidos extradite al clérigo islámico Fethullah Gulen, las diferencias sobre la política de Oriente Medio y la guerra en Siria.

Scaparrotti advirtió que si Turquía no cambiaba de rumbo, los lazos seguirían deteriorándose y plantearían un desafío para la OTAN, con la presencia de sistemas de defensa rusos dentro de la alianza.

"No estoy sugiriendo que no se pueda confiar en Turquía. Pero estoy diciendo que corre otro riesgo ... con lo que probablemente sea nuestra tecnología más sensible", dijo.

Un alto funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que si bien la alianza de la OTAN era "fuerte y unificada", las tensiones de Estados Unidos con Turquía por sus planes de compra del S-400 probablemente será un factor importante en una reunión de ministros de la OTAN, que se celebrará en Washington esta semana.

"Tenemos serias preocupaciones sobre sus planes declarados para continuar con la adquisición del sistema de defensa de misiles S-400 y habrá posibles consecuencias, dentro de la ley de sanciones y el programa F-35 si siguen adelante", dijo el funcionario, hablando bajo condición de anonimato.

Turquía podría enfrentar sanciones conforme a una ley de los Estados Unidos conocida como la Ley contra los adversarios de Estados Unidos mediante sanciones.

La lira turca cayó casi un 3% el martes después de que Estados Unidos detuviera la entrega y advirtiera sobre las sanciones.

Categorías
Asia y AméricaEEUUEuropa y RusiaNoticiasTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines