Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Líderes árabes buscarán una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el Golán

El presidente Donald Trump levanta una proclamación ejecutiva que reconoce a los Altos del Golán como territorio israelí en la Casa Blanca en Washington DC, el lunes 25 de marzo de 2019 [Getty]

Los líderes árabes dijeron el domingo que buscarán una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU contra la decisión de Estados Unidos de reconocer la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, y prometieron apoyar a los palestinos en su intento de que se reconozca su Estado palestino, informa Reuters.

Los líderes árabes, divididos durante mucho tiempo por las rivalidades regionales, también terminaron su cumbre anual en Túnez pidiendo la cooperación con el Irán no árabe, basada en la no interferencia en los asuntos de los demás.

Los líderes árabes, que han estado lidiando con una amarga disputa entre los árabes del Golfo sobre la influencia regional de Irán, la guerra en Yemen y los disturbios en Argelia y Sudán, buscaron un terreno común después de que Washington reconociera la soberanía de Israel sobre el Golán.

Pero la abrupta salida de la cumbre poco después de su inicio por el emir qatarí, el jeque Tamim bin Hamad al-Thani, quien está trabado en una disputa con Arabia Saudí y otros países árabes, sugirió que las rivalidades no se enterraron fácilmente. No se dio ninguna razón para su partida.

"Nosotros, los líderes de los países árabes reunidos en Túnez ... expresamos nuestro rechazo y condena a la decisión de los Estados Unidos de reconocer la soberanía de Israel sobre el Golán", dijo el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit.

Dijo que los países árabes presentarían un proyecto de resolución al Consejo de Seguridad de la ONU y buscarían una opinión legal de la Corte Internacional de Justicia sobre la decisión de Estados Unidos. Se advirtió a otros países que no siguieran el ejemplo de Washington.

Trump firmó una proclamación la semana pasada reconociendo los Altos del Golán como parte de Israel, que se anexó al área en 1981 después de capturarla de Siria en 1967.

La decisión anterior de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel también provocó la condena árabe. Los palestinos quieren que Jerusalén Oriental sea la capital de un futuro estado palestino.

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, dijo a los líderes árabes que su país "rechaza absolutamente" cualquier medida que afecte la soberanía de Siria sobre los Altos del Golán.

El presidente tunecino, Beji Caid Essebsi, dijo que las naciones árabes necesitaban asegurarse de que la comunidad internacional entendiera la centralidad de la causa palestina para las naciones árabes.

En su comunicado final, los países árabes renovaron el apoyo a una iniciativa de paz árabe que ofrece a Israel la paz a cambio de la retirada de todas las tierras ocupadas en la guerra de 1967, y dijeron que buscarán restablecer las conversaciones de paz con el estado judío.

El secretario general de la ONU, António Guterres, quien también se dirigió a la reunión en Túnez, dijo que cualquier resolución al conflicto sirio debe garantizar la integridad territorial de Siria "incluidos los Altos del Golán ocupados".

Leer: UN: Libya’s rival leaders could overcome army control dispute

La cumbre de Túnez reunió a los gobernantes de Arabia Saudí y Qatar por primera vez en la misma reunión desde 2017, cuando Riad y sus aliados impusieron un boicot político y económico a Doha.

Sin embargo, el emir de Qatar abandonó el salón de la cumbre poco después de que el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, elogiase la forma en que Arabia Saudí manejó su presidencia rotativa de la Liga Árabe el año pasado, según se transmitió en directo.

La agencia estatal de noticias de Qatar no dijo por qué se fue el emir qatarí, pero la agencia estatal de noticias tunecina, TAP, dijo que el resto de la delegación de Qatar se quedó.

Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto acusan a Qatar de apoyar el terrorismo y dicen que ha estado entablando amistad con Irán, una acusación que Doha niega.

La disputa ha desafiado los esfuerzos de mediación por parte de Kuwait y los Estados Unidos, que hicieron un llamado a los países árabes del Golfo para que se unan en oposición a la influencia iraní en la región.

El comunicado final decía que los países árabes pedían que los lazos con Irán "se basaran en la buena vecindad, la no injerencia en los asuntos internos, el desuso de la fuerza o las amenazas, y el abstenerse de prácticas y acciones que socavarían la confianza y la estabilidad en la región".

Los países árabes siguen divididos sobre otros temas, incluyendo cómo lidiar con las protestas a favor de la democracia que han surgido en la región desde 2011. Los presidentes de Sudán y Argelia, dos naciones agitadas por las protestas contra el gobierno, no asistieron a la cumbre.

El asiento de Siria en la cumbre estaba vacante. Damasco ha sido suspendido de la Liga desde 2011 por su represión contra los manifestantes al comienzo de su guerra civil. La Liga ha dicho que aún no se ha alcanzado un consenso para permitir la reincorporación de Siria.

Categorías
ÁfricaArabia SauditaArgeliaBahrainEgiptoIsraelKuwaitNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónSudánYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines