Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un año después de las protestas en Gaza: casi 3.000 niños heridos requirieron tratamiento hospitalario

Un palestino lanza un bote de gas lacrimógeno a las fuerzas israelíes durante una manifestación de la "Gran Marcha del Retorno" cerca del campo de refugiados de Al Bureij en la ciudad de Gaza, Gaza, el 8 de marzo de 2019 [Hassan Jedi / Agencia Anadolu]

Un informe publicado por la organización benéfica internacional Save the Children reveló que casi 3.000 de los niños que resultaron heridos en las protestas de la Gran Marcha del Retorno en Gaza el año pasado requirieron serios tratamientos hospitalarios, mancillando la credibilidad del ejército israelí en sus medidas contra los niños manifestantes.

En el primer aniversario de las protestas masivas en la frontera entre Israel y Gaza, en las que al menos cuarenta y nueve niños murieron por munición real y disparos de francotiradores israelíes, la organización ha reavivado su apoyo al llamamiento de las Naciones Unidas para que Israel revise sus normas militares de combate relacionadas con el uso de munición real contra los niños.

Leer: Israel is targeting the Great March of Return anniversary with vile propaganda

Según la ONU, más de 6.000 niños han resultado heridos en las protestas de Gaza por una variedad de lesiones, incluidas las causadas por municiones reales, balas de goma y gases lacrimógenos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también declaró que 2.980 niños resultaron heridos tan gravemente que requirieron atención hospitalaria e incluso sufrieron lesiones que les cambiaron la vida.

Por si fuera poco, el requisito de asistencia médica especializada ha superado con creces las capacidades del sistema de salud de Gaza, que se ha visto paralizado por los años del bloqueo impuesto por Israel e impide que la Franja reciba los materiales necesarios. A esta situación se añade que a un asombroso 80% de los niños heridos de Gaza, que solicitaron recibir tratamiento médico de emergencia en Israel, se les ha rechazado o se ha retrasado significativamente sus permisos.

Leer: A year on from the Great March of Return I still mourn my daughter Razan, killed in cold blood

El informe ha revelado hasta qué punto los miles de niños han sido afectados por sus lesiones, y han descubierto historias que detallan el declive en el deterioro de la salud mental que sufren los niños de Gaza. "Los niños están viendo cómo disparan a sus amigos, a sus padres, y están viviendo con los resultados de esto sin el apoyo adecuado para ayudarles a recuperarse física o mentalmente", dijo Jeremy Stoner, Director de Oriente Medio para Save the Children. "Estamos sumamente preocupados por el impacto psicológico que tendrá la exposición prolongada a este tipo de violencia en los niños de Gaza".

En el primer aniversario de la protesta y su brutal manejo por parte de Israel, Stoner aseguró que el informe de la organización benéfica ha pedido y sigue pidiendo "el fin del uso de francotiradores y de munición real contra los niños en las cercanías de Gaza por parte del gobierno israelí". "Save the Children hace un llamado a todas las partes para que prioricen totalmente la protección de los niños y tomen medidas para garantizar su seguridad".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines