Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Pompeo declara que Donald Trump podría haber sido enviado para salvar al pueblo judío

En una visita a Jerusalén, el secretario de Estado de Estados Unidos sugiere que el presidente podría estar en una misión sagrada para salvar a los judíos de "una amenaza iraní"
Su visita también marca la primera visita oficial estadounidense de alto rango al Muro de las Lamentaciones en la Jerusalén Oriental ocupada con un primer ministro israelí (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría haber sido enviado a la Tierra para salvar al pueblo judío, dijo el jueves el secretario de Estado Mike Pompeo a una red de noticias cristianas durante una visita a Jerusalén.

La entrevista de Pompeo con Christian Broadcasting Network (CBN) coincidió con Purim, una festividad judía que conmemora la historia bíblica de la reina Ester que salvó a los judíos de ser masacrados en el antiguo Imperio Persa.

Según el Libro de Ester, que es una parte de la Biblia hebrea y del Antiguo Testamento, la reina convence a Hamán, un ministro del rey persa Jerjes I, para que detenga una orden de masacre al pueblo judío.

Chris Mitchell, de CBN, realizó una comparación entre el Irán moderno y la antigua Persia, y dijo: “Estamos hablando del hecho de que Ester, hace 2.500 años, salvó al pueblo judío con la ayuda de Dios de la amenaza de Hamán, y ahora, 2.500 años después, hay un nuevo Hamán aquí en el Oriente Medio que quiere erradicar al pueblo judío tal como lo hizo Hamán, el estado de Irán “.

“¿Podría ser que el presidente Trump haya surgido en un momento como este, al igual que la reina Ester, para ayudar a salvar al pueblo judío de una amenaza iraní?”, preguntó Mitchell.

Sonriendo, Pompeo respondió: “Como cristiano, realmente creo que eso es posible”.

La parada de Pompeo en Israel fue una de las tres durante la última gira regional del diplomático estadounidense, centrada principalmente en desafiar a Irán.

Anteriormente visitó Kuwait, donde pidió la unidad en el Golfo antes de dirigirse a Israel, donde, según informes, se reunió con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al menos tres veces.

En un movimiento inusual, la Casa Blanca impidió que los principales medios de comunicación cubrieran la gira de Pompeo, ofreciendo exclusividad a los medios de comunicación cristianos.

En Jerusalén, Pompeo visitó el Muro de las Lamentaciones y recorrió polémicos túneles excavados bajo del complejo de Al-Aqsa, que contiene algunos de los lugares más sagrados del Islam.

En la misma entrevista, Pompeo dijo a CBN: “Fue extraordinario, estábamos en los túneles donde podíamos ver hace 3.000 años, y hace 2.000 años, si no me equivoco en cuanto a la historia, para ver la extraordinaria historia de la fe en este lugar y en el trabajo que nuestra administración ha realizado para garantizar esta democracia en el Oriente Medio, y que este estado judío permanezca”.

“Estoy seguro de que el Señor está trabajando aquí”, agregó Pompeo.

El alto funcionario palestino, Saeb Erekat, calificó la visita como “un cambio total de la política estadounidense”.

“Si continúa, será la receta clásica para el conflicto entre palestinos e israelíes durante otro siglo”, dijo.

Pompeo no ha ocultado sus convicciones evangélicas cristianas al declarar en un viaje a Egipto a principios de este año: “Mantengo una Biblia abierta en mi escritorio para acordarme de Dios, de su Palabra y de La Verdad”.

En el pasado, también dijo que Jesús era “la única solución para nuestro mundo” y se ha referido a la política como “una lucha sin fin … hasta el rapto”.

Los comentaristas sugieren que ve la política exterior estadounidense en Oriente Medio en gran medida a través de la lente del capítulo y versículo bíblico.

 

 

 

Vía Arabia.Watch

Categorías
Asia y AméricaEEUUIsraelNoticiasOriente Medio