Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Los principales demócratas para 2020 se saltan el AIPAC a medida que el ‘discurso’ de Estados Unidos sobre Palestina cambia

Los principales candidatos demócratas a la presidencia no asistirán a la conferencia anual del grupo de presión pro-israelí
Kamala Harris, Beto O'Rourke, Bernie Sanders y Elizabeth Warren (de izquierda a derecha) confirmaron que no estarán en la conferencia AIPAC (Reuters)

Si bien se espera que miles de legisladores, miembros de lobbys y delegados pro-israelíes lleguen al Centro de Convenciones de Washington durante el fin de semana para la conferencia nacional anual de AIPAC, la mayor noticia puede ser la de aquellos que no asistirán.

Varios de los principales candidatos presidenciales demócratas han anunciado que planean saltarse la conferencia del grupo de presión pro-israelí, una decisión que refleja el creciente debate dentro del partido sobre el conflicto israelí-palestino y el apoyo de Estados Unidos a Israel.

Para el viernes, Bernie Sanders, Beto O’Rourke, Kamala Harris y Elizabeth Warren, quienes hasta ahora lideran la contienda por la nominación demócrata según la mayoría de las encuestas, dijeron que no asistirán al evento de tres días que comienza el domingo.

Además, la lista de oradores confirmados para el AIPAC no incluye a un solo demócrata que se postule para la presidencia, ni tampoco a los que aún se espera que vayan a incluir sus nombres en la candidatura, incluido el ex vicepresidente de los EE. UU., Joe Biden.

MoveOn, un influyente grupo progresista, pidió a los candidatos presidenciales que no asistiesen al evento.

Citando una nueva encuesta interna, la organización dijo el miércoles que más del 74 por ciento de sus miembros estaban en parcial o total acuerdo con la declaración: “Cualquier candidato progresista a ser candidato demócrata a la presidencia debe saltarse la conferencia del AIPAC”.

 

Un AIPAC parcial

Iram Ali, directora de campaña de MoveOn, dijo que AIPAC se ha alineado cada vez más con los republicanos, destacando la oposición del lobby al acuerdo nuclear con Irán, que fue firmado por el ex presidente demócrata Barack Obama.

“Definitivamente se está produciendo un cambio en la base progresista, donde las acciones claramente parciales del AIPAC ya no pueden esconderse”, dijo Ali a MEE.

También dijo que muchos demócratas de izquierda se están distanciando del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, debido a la participación de su gobierno en abusos de los derechos humanos.

Ali también señaló un reciente informe de las Naciones Unidas que acusa a Israel de cometer posibles crímenes de guerra contra manifestantes palestinos en Gaza.

“El AIPAC, al mostrar lo parcial que se ha vuelto, claramente ha promocionado la retórica anti-musulmana y anti-árabe a la vez que se niega a condenar el antisemitismo de los republicanos”, dijo Ali.

A principios de esta semana, Adam Milstein, un importante contribuyente a causas pro-israelíes que iba a hablar en la conferencia, acusó falsamente a las congresistas musulmanas Rashida Tlaib e Ilhan Omar de tener vínculos con los Hermanos Musulmanes y Hamás.

Más tarde canceló su aparición en el evento del AIPAC, diciendo que no quiere que la polémica causada por sus comentarios afecte la conferencia.

 

‘Un cambio en el discurso’

A pesar del aparente rechazo del AIPAC por parte de activistas de izquierda, varios de los principales demócratas en el Congreso, entre ellos la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, hablarán en la conferencia.

Hatem Abudayyeh, co-fundador de la Red de la Comunidad Palestina de EE. UU., un grupo de defensa, dijo que es difícil para algunos demócratas abandonar el AIPAC, no solo por la presión del lobby pro-israelí, sino también por la naturaleza de la política exterior de Estados Unidos en Oriente Medio.

“Aún es Estados Unidos el que determina la política exterior, y aún es Israel el que desempeña el papel de órgano de control para Estados Unidos, para el imperialismo estadounidense en el mundo árabe”, dijo Abudayyeh.

Dijo que el “cambio en el discurso” sobre Israel dentro del Partido Demócrata viene de abajo hacia arriba, no de los políticos.

“El cambio se debe al movimiento de masas, no a estos candidatos demócratas individuales”, dijo Abudayyeh a Middle East Eye (MEE).

Abudayyeh también reconoció a legisladores como Omar y Tlaib, “que en realidad provienen del movimiento de masas”, abrir el debate sobre el AIPAC e Israel.

“Los congresistas individuales pueden marcar la diferencia, especialmente cuando son jóvenes, tienen mucha energía y se han vuelto muy populares, como Ilhan y Rashida y, en menor medida, al menos en cuanto a Palestina – Alexandria Ocasio-Cortez”, dijo Abudayyeh a MEE.

 

Llamamiento a una política exterior progresista

Omar causó un alboroto el mes pasado cuando criticó al AIPAC, sugiriendo que el apoyo a Israel está impulsado por las contribuciones financieras del grupo a los políticos. La congresista fue acusada de antisemitismo y reprendida por sus propios colegas demócratas en la Cámara de Representantes.

A pesar de esa reacción negativa, Abudayyeh es cautelosamente optimista sobre los cambios que puede traer la contienda de 2020.

“Creo que sería un error no mirar a este momento y decir que puede haber una oportunidad para inyectar la cuestión de los derechos nacionales palestinos y Palestina en las elecciones de 2020”, dijo a MEE.

Los demócratas ya no son un “monolito” en su apoyo a Israel debido al trabajo de los organizadores de los derechos de los palestinos, dijo.

Aún así, más de una docena de demócratas competirán por la candidatura de su partido en las primarias de 2020, antes de que el ganador intente derrotar a Donald Trump en las elecciones generales de ese mismo año.

En las primeras etapas del proceso, los candidatos tradicionalmente adoptan posiciones que apelan a la base de su partido; en otras palabras, intentan atraer a la gente que les votará en las primarias demócratas críticas.

Sin embargo, los activistas progresistas han estado moviendo al Partido Demócrata hacia la izquierda en muchos asuntos domésticos, ya que casi todos los actuales candidatos apoyan ahora un sistema de atención médica universal, fuertes medidas ambientales y un salario mínimo más alto.

En ese sentido, Ali de MoveOn dijo que los candidatos de 2020 también deben articular una “política exterior progresista sólida y de principios”.

“Creemos que trae consigo la defensa de los derechos humanos, el derecho internacional y el trabajo hacia la cooperación mundial”, dijo. “Esperamos que algunos de estos principios los guíen en la toma de decisiones en los países que sufren abusos contra los derechos humanos”.

 

 

Vía Arabia.Watch

Categorías
Asia y AméricaEEUUIsraelNoticiasOriente Medio