Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las organizaciones benéficas critican al Reino Unido por no condenar el uso de la fuerza por parte de Israel en Gaza

Gran Bretaña defiende la abstención en el Consejo de Derechos Humanos diciendo que el informe de la ONU está 'desequilibrado' por no investigar a Hamás
Miles de palestinos resultaron heridos por los disparos israelíes durante las grandes protestas de marzo en Gaza (AFP)

Un grupo de organizaciones benéficas ha condenado al gobierno del Reino Unido por negarse a respaldar una investigación de la ONU que dice que las fuerzas de seguridad israelíes podrían haber cometido crímenes de guerra y contra la humanidad al matar a 189 palestinos durante las protestas en Gaza el año pasado.

A principios de esta semana, los investigadores de crímenes de guerra de la ONU, presentando sus hallazgos en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, pidieron a Israel que impida que los francotiradores utilicen fuerza letal contra los manifestantes, que según ellos habían sido “autorizados ilegalmente” en la mayoría de los casos.

El viernes, el consejo adoptó una resolución, presentada por Pakistán en nombre de la Organización para la Cooperación Islámica (OIC), que pide cooperación con un examen preliminar abierto por la Corte Penal Internacional en 2015 sobre presuntas violaciones de derechos humanos por parte de Israel.

La votación fue de 23 estados a favor, ocho en contra, 15 abstenciones y una delegación ausente. Los Estados Unidos no participaron, después de haber renunciado al organismo el año pasado debido a la percepción de favoritismo anti-israelí.

El Reino Unido se abstuvo de votar porque la investigación no fue “imparcial y equilibrada”, dijo el viernes Alistair Burt, ministro británico de Oriente Medio, a parlamentarios descontentos en el Parlamento.

“Ni apoyamos ni podemos apoyar una investigación internacional que se niega a solicitar explícitamente una investigación sobre las acciones de figuras no estatales como Hamás, y no podemos apoyar una resolución que no se refiera a todos los actores, incluidos los actores estatales”, dijo Burt.

“Hemos expresado públicamente y en privado nuestras antiguas preocupaciones sobre el uso de municiones reales y fuerza excesiva por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel.

“Nuestra decisión de abstenernos refleja nuestras preocupaciones y nuestra equilibrada posición. Esa es la razón y no nos impide decir lo que consideramos que está mal”.

 

‘Negligencia de responsabilidad’

Una coalición de organizaciones benéficas del Reino Unido, entre ellas Christian Aid, Medical Aid for Palestine, Interpal y War on Want, criticó la abstención y describió la medida como una “negligencia de responsabilidad”.

“El Reino Unido fracasó en afirmar claramente que las víctimas, así como los supervivientes y sus familias, de violaciones graves perpetradas por las fuerzas de Israel en las protestas civiles en Gaza requieren responsabilidad legal y justicia”, reza el comunicado.

“Ahora instamos al Reino Unido a considerar si está haciendo todo lo posible para garantizar que no persista impunidad por las presuntas y graves violaciones de las leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos en los territorios palestinos ocupados”.

La coalición dijo que el gobierno del Reino Unido debe señalar urgentemente los pasos significativos que está tomando para proteger a los civiles y defender el derecho internacional dentro de los territorios ocupados.

Las protestas en la valla fronteriza entre Israel y la Franja de Gaza comenzaron en marzo, cuando los palestinos exigieron a Israel que detuviera el bloqueo de Gaza y reconociera su derecho a regresar a las tierras de las que sus familias huyeron o se vieron obligadas a abandonar cuando Israel fue fundado en 1948.

Después de que se adoptase la resolución el viernes, el embajador de Palestina, Ibrahim Khraisi, dijo que atacar a civiles era “un asunto serio que no debería ser aprobado”.

“No se ha herido a ningún israelí, ya sea militar o civil”, dijo.

La embajadora israelí Aviva Raz Shechter denunció lo que ella llamó una “evidencia clara de favoritismo político contra Israel” en el informe, pero dijo que las autoridades estaban “examinando incidentes individuales”.

Acusó al comité independiente de ignorar “la amenaza más que real”, que representan para 70.000 ciudadanos israelíes que viven a lo largo de la frontera, los 1.300 misiles lanzados por militantes de Hamás durante el período de investigación de marzo a diciembre.

 

 

Vía Arabia.Watch

Categorías
Europa y RusiaIsraelNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaRegiónReino UnidoUN