Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Informe: 1.944 colonos israelíes asaltaron la mezquita de Al-Aqsa en febrero

Los colonos israelíes asaltan el complejo de la mezquita de Al-Aqsa bajo la protección de las fuerzas de ocupación israelíes, el 18 de septiembre de 2018 [Jerusalem Islamic Waqf]

Unos 1.944 colonos judíos asaltaron la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén en febrero, reveló ayer el Centro de Información palestino Wadi Hilweh (Silwan).

“Las autoridades israelíes han emitido resoluciones de expulsión de Al-Aqsa y la Ciudad Vieja de Jerusalén contra 133 palestinos”, dijo Silwan en su informe mensual, y agregó que las resoluciones incluían empleados destacados del Departamento de Waqf Islámico de Jerusalén (Dotación Religiosa), 17 menores y 15 palestinos.

El centro palestino señaló que entre los atacantes israelíes había 520 estudiantes de institutos religiosos judíos y universidades hebreas, el ministro de Agricultura israelí, Uri Ariel, y el rabino israelí extremista, Yehuda Glick.

Leer: Israel bans 133 Jerusalemites from Al-Aqsa Mosque

Las fuerzas de ocupación israelíes, señaló Silwan, intensificaron las violaciones dentro del complejo de Al-Aqsa, en un intento de acabar con las manifestaciones populares que se habían librado contra el cierre de la puerta de Al-Rahma de la mezquita. La puerta ha sido cerrada por las autoridades israelíes durante 16 años.

“Las fuerzas de ocupación arrestaron a 229 palestinos, 170 de los cuales fueron detenidos durante el período comprendido entre el 18 y el 28 de febrero después de las sentadas en la puerta de Al-Rahma”, dijo el centro, explicando que entre los detenidos había 43 menores y 12 niños.

Silwan agregó que los arrestos incluyeron al jefe del Consejo Musulmán Waqf (Dotación), al sheij (clérigo) Abdul-Azim Salhab, al director adjunto de Dotaciones Musulmanas y Asuntos de Al-Aqsa, al sheij Najeh Bkerat, así como al gobernador de Jerusalén de la Autoridad Palestina (AP), Adnan Ghaith.

Leer: El gobierno de Israel “desata una guerra religiosa” en Al-Aqsa

“Las autoridades de ocupación también habían demolido 15 instalaciones en Jerusalén en febrero, incluidas siete estructuras que fueron demolidas por sus propietarios palestinos, después de que el municipio israelí les obligó a hacerlo porque supuestamente no obtuvieron los permisos de construcción requeridos”, señaló el centro.

El informe señaló que la policía israelí obligó a una prominente familia de Jerusalén, llamada “Abu Assab”, a abandonar su hogar en la ciudad santa -donde habían residido desde 1952- a favor de los colonos ilegales.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión