Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Cientos de sospechosos de Daesh han sido liberados por las FDS de Siria

Combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) respaldados por Estados Unidos se reúnen en Deir Ezzor, Siria, el 25 de febrero de 2019 [DELIL SOULEIMAN / AFP / Getty Images]

Unos 283 presos sospechosos de estar afiliados a Daesh fueron liberados por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) durante el fin de semana, como un gesto de “cooperación, fraternidad y clemencia”, dijo el grupo en un comunicado.

Según los informes, la medida se negoció con los líderes tribales árabes del lugar, después de que las milicias kurdas determinaron que los hombres bajo custodia “no tenían sangre en sus manos” y que probablemente habían estado involucrados en cargos administrativos con el grupo.

“Se perdieron en el camino … violaron las tradiciones de la sociedad y la ley sirias, y algunos de ellos fueron engañados … pero siguen siendo nuestros hijos sirios”, se lee en el comunicado.

Tras el anuncio de que Estados Unidos se retiraría de Siria en diciembre, las FDS discutieron los planes para liberar a miles de miembros de Daesh, argumentando que no tenían los recursos para mantenerlos sin el respaldo de Estados Unidos.

Sin embargo, la última liberación parece estar motivada por preocupaciones locales, ya que las milicias kurdas intentan propiciar acercamientos con las tribus árabes locales, muchas de las cuales fueron obligadas a proporcionar reclutas para el llamado Estado Islámico.

“Las FDS han estado trabajando en la divulgación y profundización de sus relaciones con las tribus”, dijo Hassan Hassan, director del programa de agentes no estatales del Centro para la Política Global, a The Independent. “El problema es cuando las tribus comienzan a intervenir para sacar a sus familiares, ¿Qué haces? ¿Cómo se encuentra el equilibrio entre relacionarse con las tribus y, al mismo tiempo, no abrir las puertas a ISIS [Daesh] para regresar a través de células durmientes y seguidores poco entusiastas?”.

El mes pasado, el organismo oficial de vigilancia del Pentágono publicó un informe, que predice claramente que, sin una presión sostenida, el grupo terrorista podría resurgir en Siria dentro de seis a 12 meses y recuperar un territorio limitado.

Leer: Trump admits failure of US policies in Syria, Iraq

Se cree que la mayoría de los liberados son miembros de las poderosas tribus sunitas del área del río Éufrates. Cientos de combatientes de Daesh se han rendido a las FDS en las últimas semanas, con sus familiares e hijos que también huyen a los campos de refugiados bajo la supervisión kurda.

La puesta en libertad se produce en medio de un debate en curso sobre el destino de los combatientes de Daesh, en particular los de origen extranjero; mientras que los Estados Unidos, el Líbano, Rusia, Indonesia, Sudán y Nueva Zelanda acordaron repatriar a sus ciudadanos, las naciones europeas han luchado sobre cómo manejar a los presuntos militantes y sus familias.

El Reino Unido se negó a traer de vuelta a los combatientes y sus familias, despojando a Shamima Begum, una joven de 19 años que viajó a Siria como una “novia de ISIS”, de su ciudadanía británica el mes pasado; Alemania también se está moviendo para promulgar una legislación similar.

Suiza dijo que preferiría que los ciudadanos que lucharon por Daesh fueran juzgados de inmediato en lugar de ser llevados a casa para enfrentar cargos criminales. Sin embargo, las FDS actualmente no tienen legitimidad o autoridad genuina para conducir juicios, y ha enfatizado que no puede mantener a los militantes por tiempo indefinido.

Varios cientos han sido trasladados a Iraq para ser juzgados allí. Sin embargo, las críticas sobre la imparcialidad del sistema judicial iraquí se han intensificado; miles de personas han sido juzgadas en sesiones judiciales de diez minutos, durante las cuales los acusados ​​no tienen oportunidad de refutar su afiliación a Daesh. Cientos de ellos son sentenciados a muerte, con niños de tan solo nueve años siendo procesados ​​por cometer actos violentos.

Human Rights Watch ha condenado el método de Iraq hacia los extranjeros, en particular a mujeres y niños, acusados ​​de pertenecer a Daesh, acusándolos de proceder con juicios apresurados “sin tener suficientemente en cuenta las circunstancias individuales de cada caso o garantizar a los sospechosos un juicio justo”.

Leer: On brink of Syria defeat, Daesh unleashes car bombs

Categorías
Asia y AméricaEEUUEuropa y RusiaHRWIrakNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioReino UnidoSiria