Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Oxfam advierte que las familias en Yemen toman medidas desesperadas para sobrevivir

Malak, de 13 años, tuvo que casarse para salvar a su hermano menor, Shadi, quien perdió su pierna y necesitaba una prótesis (foto: Cortesía de VFX ADEN / Oxfam)

Según informa la página de noticias RTE, la crisis en Yemen está obligando a las familias a tomar medidas desesperadas para sobrevivir, incluyendo casar a niñas de tan solo tres años, advirtió la organización benéfica Oxfam.

La advertencia se emitió ayer, cuando los países se reunieron en Ginebra para prometer ayuda humanitaria para el país devastado por la guerra.

Oxfam habló con las familias en la región de Amran, en el norte del país, que permanecen hambrientas y aisladas después de huir de sus hogares.

Algunos dijeron que se habían visto obligados a casar a sus hijas. En un caso, un padre casó a su hija de tan solo tres años para comprar comida y refugio, para que el resto de su familia pudiera sobrevivir.

 

Matrimonio infantil

Oxfam dice que aunque el matrimonio infantil ha sido una práctica en Yemen durante mucho tiempo, el hecho de casar a las niñas a una edad tan temprana para comprar alimentos es estremecedor.

Pero la organización dice que las familias están cada vez más desesperadas. Dice que las niñas más jóvenes generalmente se reservan a que cumplan los 11 años para consumar el matrimonio, pero antes de eso se les obliga a hacer las tareas domésticas en la casa de su esposo.

Hanan*, de nueve años, solía ir a la escuela, pero desde que se casó dejó de asistir.

Hanan dijo: “Mi suegra me sigue pegando, y cuando vuelvo corriendo a la casa de mi padre, mi padre me pega otra vez por huir. No quiero casarme. Sólo quiero volver a la escuela”.

Los padres de Hanan, que también casaron a su hermana de tres años, le dijeron a Oxfam que sabían que casar a sus hijas a una edad tan temprana estaba mal, pero que no tenían otra opción porque la dote pagada a cambio era la única forma de mantener al resto de su familia viva.

El director de Oxfam en Yemen, Muhsin Siddiquey, dijo: “A medida que esta guerra ha continuado, los medios de la gente para hacer frente a los niveles devastadores del hambre se han vuelto cada vez más desesperados. Se ven obligados a tomar decisiones que arruinan la vida de sus hijos hoy y en las próximas décadas”.

“Este es el resultado directo de una catástrofe humanitaria provocada por el hombre. La comunidad internacional debe hacer todo lo posible para poner fin a los combates y garantizar que la gente tenga la comida, el agua y la medicina que tanto necesitan”.

 

Acuerdo

Las Naciones Unidas han estado tratando de ayudar a implementar un acuerdo de tregua que se pactó en las conversaciones de paz en diciembre, entre los hutíes y el gobierno respaldado por Arabia Saudí.

La primera fase de la retirada involucra a las fuerzas alrededor del puerto clave de Hodeida, el puerto del Mar Rojo que se utiliza para llevar suministros a los 30 millones de personas de Yemen.

Pero el proceso de retirada se ha estancado y aún no está claro cuál será el impacto.

Siddiquey agregó: “Los donantes que se reúnen hoy en Ginebra para comprometerse con la asistencia a Yemen deben asegurarse de que haya fondos suficientes para obtener alimentos, agua y medicamentos vitales para satisfacer las necesidades básicas de la gente. Pero sólo el fin del conflicto puede detener esta espiral descendiente que está obligando a la gente a tomar medidas desesperadas. Todas las partes enfrentadas y sus partidarios deben comprometerse plenamente a un alto el fuego en todo el país y tomar medidas concretas hacia una paz duradera”.

 

UNICEF

UNICEF dice que hasta el 80% de los niños en Yemen actualmente necesitan asistencia humanitaria y que dos millones de niños menores de cinco años padecen desnutrición aguda.

Desde que el conflicto se intensificó en 2015, los precios de los alimentos en Yemen se han disparado, mientras que los ingresos en los hogares han disminuido, dejando los alimentos básicos fuera del alcance de muchos.

Geert Cappelaere, director regional de UNICEF para Oriente Medio y África del Norte dice: “La situación no ha cambiado lo suficiente para los niños en Yemen, desde el acuerdo de Estocolmo el 13 de diciembre de 2018. Desde entonces, cada día ocho niños han sido asesinados o heridos. La mayoría de los niños asesinados estaban jugando al aire libre con sus amigos o iban de camino a casa desde la escuela”.

Este año, UNICEF solicita 542 millones de dólares para ayudar a los niños en Yemen.

Y ha pedido a todas las partes enfrentadas que pongan fin a la violencia allí.

El Sr. Cappelaere agregó: “Mientras la comunidad internacional se reúne en Ginebra esta semana para la conferencia de compromiso de alto nivel para la crisis humanitaria en Yemen, UNICEF solicita contribuciones incondicionales para brindar asistencia a los niños en Yemen e insta a una reinversión masiva en Yemen para ayudar a los niños yemeníes a tener un futuro. Esta es la única manera de que Yemen puede mantenerse en pie. Si no, Yemen quedará plagado de violencia y su futuro quedará colgado de un hilo, con consecuencias desastrosas para los niños”.

(* El nombre ha sido cambiado para proteger la identidad)

 

 

 Leer: UNICEF: Hay 2 millones de niños en Yemen sin escolarizar

 

Categorías
NoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioOXFAMYemen