Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un ex sargento suizo ha sido condenado por liderar una milicia cristiana en Siria

Aspirantes oficiales suizos posan en la escuela armada del ejército suizo de Thoune, el 27 de marzo de 2018 [FABRICE COFFRINI / AFP / Getty Images]

Un ex soldado suizo, que comandó una milicia cristiana que luchaba contra Daesh en Siria, fue declarado culpable el viernes por violar la neutralidad suiza, informó Reuters.

El caso de Hanna Johannes Cosar fue un raro ejemplo de un país europeo procesando a un ciudadano por luchar contra las fuerzas yihadistas en Iraq y Siria.

Cosar fue multado con 500 francos suizos (499 dólares), un castigo relativamente indulgente, tras haber sido condenado por un tribunal militar suizo.

Cosar, cuya familia se mudó a Suiza desde Siria hace tres generaciones, fue acusado de unirse a un ejército privado cuyo objetivo declarado era defender a los sirios, una de las comunidades cristianas más antiguas del mundo, contra las fuerzas de Daesh.

El martes, el ministro de Justicia suizo declaró que Suiza preferiría que los ciudadanos que lucharon por Daesh fueran juzgados de inmediato, en lugar de ser llevados a casa para enfrentar cargos penales. Los comentarios de Karin Keller-Sutter se hacen eco del rechazo de otros países europeos para recuperar a los combatientes, cuyo destino se ha vuelto más urgente a medida que los combatientes, respaldados por Estados Unidos, buscan capturar el último enclave del califato de Daesh en Siria.

 

Leer: Swiss would prefer Daesh fighters tried on site – minister

 

Un estado que nos odia

“Como cristianos no solo estamos luchando contra Daesh, estamos luchando contra un estado que nos odia”, dijo Cosar, un ex sargento del ejército suizo, en una entrevista en 2014 con el periódico israelí Haaretz, en una de las varias apariciones que hizo en los medios de comunicación.

Después de aproximadamente dos años de lucha, regresó a Suiza, donde fue arrestado en 2015.

Cosar había enfrentado hasta tres años de prisión en virtud de una ley suiza que se ha utilizado con mayor frecuencia para procesar a los combatientes que se unen a la Legión Extranjera de Francia sin la autorización del gobierno.

El viernes fue declarado culpable por violar la prohibición de Suiza de luchar por otro país sin obtener primero el permiso del gobierno.

Además de la multa de 500 francos, también recibió una multa suspendida de 4.500 francos. Fue absuelto de otro cargo de animar a otros a pelear.

Su abogado suizo no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Categorías
Europa y RusiaNoticiasOriente MedioSiriaSuiza