Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudí llega a un acuerdo de diez mil millones de dólares en China y habla de desradicalización con Xi

El príncipe heredero Mohammed Bin Salman se reúne en Beijing con el Viceprimer Ministro de China el 22 de febrero de 2019 [Arab News / Twitter]

El príncipe heredero de la corona saudí Mohammed bin Salman firmó el viernes un acuerdo de diez mil millones de dólares para un complejo de refinación y petroquímica en China, reuniéndose con el presidente chino, Xi Jinping, quien instó a realizar esfuerzos conjuntos para contrarrestar el extremismo y el terrorismo.

La delegación de Arabia Saudí, incluidos los principales ejecutivos de la empresa petrolera estatal Saudi Aramco, llegó a China el pasado jueves en un tour por Asia. Una gira en la que ya se ha visto la inversión prometida del reino de veinte mil millones de dólares en Pakistán y que buscará realizar inversiones adicionales en la industria de refinación de la India.

Arabia Saudí firmó 35 acuerdos de cooperación económica con China por un valor total de  veintiocho mil millones de dólares en un foro de inversión conjunto durante la visita, según la agencia estatal de noticias saudí.

“China es un buen amigo y socio de Arabia Saudí”, dijo el presidente Xi Jinping al príncipe heredero frente a los reporteros.

“La naturaleza especial de nuestra relación bilateral refleja los esfuerzos que se han realizado”, agregó Xi, quien ha hecho que la intensificación de la presencia de China en el Medio Oriente sea un objetivo clave de la política exterior, a pesar de su tradicional papel de bajo perfil.

El príncipe heredero dijo que las relaciones de Arabia Saudita con China se remontan a, “hace mucho tiempo en el pasado”.

Leer: China sees ‘enormous potential’ in Saudi economy as crown prince visits

“En los cientos, incluso miles, de años, las interacciones entre los lados han sido amigables. Durante un período tan largo de intercambios con China, nunca hemos tenido ningún problema con el País”, dijo el príncipe heredero.

Mohammed Bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí quien está en el punto de mira de Occidente tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul en octubre, afirmó que Arabia Saudí veía grandes oportunidades con China.

“La iniciativa de la Ruta de la Seda y la orientación estratégica de China están muy en línea con la Visión 2030 del reino”, dijo MBS según SPA, refiriéndose al programa de reforma económica de Arabia Saudí.

El comercio entre los países aumentó un 32% el año pasado, por lo que Arabia Saudí afirma estar trabajando para agregar chino al plan de estudios en las escuelas y universidades de Arabia Saudí.

“La introducción del chino en el plan de estudios es un paso importante hacia la apertura de nuevos horizontes para los estudiantes”, dijo el gobierno en un comunicado.

China ha tenido que avanzar con cuidado en las relaciones con Riad, ya que Pekín también tiene estrechos vínculos con el enemigo regional de Arabia Saudita, Irán.

China también desconfía de las críticas de los países musulmanes sobre sus campamentos en la región occidental de Xinjiang, en gran parte musulmana, que según el gobierno son para fines de desradicalización y grupos de derechos humanos denominados campos de internamiento.

Xi le dijo al príncipe heredero que los dos países deben fortalecer la cooperación internacional en la desradicalización para “prevenir la infiltración y propagación del pensamiento extremista”, dijo la televisión estatal china.

Arabia Saudí respetó y apoyó el derecho de China a proteger su propia seguridad y tomar medidas contra el terrorismo y la desradicalización, dijo el príncipe heredero a Xi, según el mismo informe, y estaba dispuesto a aumentar la cooperación.

El viceprimer ministro chino Han Zheng, quien se reunió con el príncipe heredero el pasado viernes, opinó que los dos países deberían mejorar su comunicación respecto a la desradicalización, según publicó la agencia oficial de noticias china Xinhua en un informe separado.

Los medios estatales chinos no mencionaron a Xinjiang en sus publicaciones sobre las reuniones del príncipe heredero.

 

Categorías
Arabia SauditaAsia y AméricaChinaNoticiasOriente Medio