Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

General de Estados Unidos: La retirada de las fuerzas estadounidenses en Siria probablemente comience en “semanas”

El general del ejército estadounidense Joseph Votel, comandante del Comando Central de los Estados Unidos, testifica durante una audiencia del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes en Capitol Hill en Washington, DC, el 27 de febrero de 2018. [SAUL LOEB / AFP PHOTO / Getty Images]

Es probable que Estados Unidos esté a pocas semanas de comenzar la retirada de las tropas terrestres de Siria ordenada por el presidente Donald Trump, dijo el domingo el principal comandante de Estados Unidos que supervisa las fuerzas estadounidenses en el Medio Oriente, informó Reuters.

El general del ejército estadounidense, Joseph Votel, jefe del Comando Central de los Estados Unidos, advirtió que el momento exacto dependería de la situación en Siria, donde los combatientes respaldados por Estados Unidos han lanzado un ataque final contra los enclaves de Daesh cerca de la frontera iraquí.

El ejército estadounidense ya comenzó a retirar equipos de Siria. Cuando se le preguntó si la retirada de las más de 2.000 tropas de Estados Unidos comenzaría en días o semanas, Votel dijo: “Probablemente semanas. Pero, una vez más, todo se verá motivado por la situación en el terreno”.

“En cuanto a la retirada … creo que estamos en el buen camino hacia donde queríamos estar”, dijo Votel a los reporteros que viajaron con él durante un viaje a Medio Oriente.

Leer: Contradiciendo a Trump, Merkel dice que Daesh no ha sido derrotado

“Mover a la gente es más fácil que mover equipo y, por lo tanto, lo que estamos tratando de hacer en este momento es volver a despejar esos materiales, ese equipo, que no necesitamos”.

El anuncio sorpresa de Trump en diciembre de que estaba retirando a las tropas estadounidenses de Siria ayudó a desencadenar la renuncia de su secretario de defensa, Jim Mattis, y envió a los oficiales militares de los Estados Unidos luchando por construir un plan de retirada que conserve tantas ganancias como sea posible.

Cientos de tropas adicionales han sido enviadas a Siria para facilitar la retirada.

Los funcionarios estadounidenses han calculado durante mucho tiempo que la retirada de Siria podría tardar hasta marzo o abril en ejecutarse completamente, pero se han mostrado reacios a establecer un calendario exacto dado que las condiciones del campo de batalla son difíciles de predecir.

Votel no especuló sobre cuándo se completaría la retirada.

Una gran pregunta ha sido si algunas fuerzas estadounidenses en Siria podrían trasladarse al vecino Iraq, donde Estados Unidos tiene más de 5.000 soldados que ayudan a Bagdad a combatir a Daesh y evitar el resurgimiento del grupo.

Votel dijo que no creía que Estados Unidos aumentaría en general el número total de tropas en Iraq. Dejó abierta la posibilidad de cambiar la composición de las fuerzas para ayudar a los Estados Unidos a mantener la presión sobre el grupo militante.

Al referirse a los futuros niveles de tropas estadounidenses en Iraq, Votel dijo: “Creo que se mantendrá más o menos estable”.

Leer: US eyeing Guantanamo for Daesh detainees: report 

“Esto no es solo a gran escala: ‘Que todo el mundo en Siria se mude a Iraq’. Eso no tiene sentido”, dijo Votel.

Votel es uno de los muchos funcionarios estadounidenses actuales y anteriores que han advertido sobre el riesgo de un resurgimiento de Daesh, a menos que Estados Unidos y sus aliados puedan mantener la presión sobre el grupo después de la retirada de Estados Unidos. Dicen que Daesh todavía tiene suficientes líderes, combatientes, moderadores y recursos financieros para alimentar un levantamiento amenazador.

Pero aún no se ha articulado un plan claro de los Estados Unidos sobre cómo mantener la presión. Tampoco está claro si Estados Unidos podrá satisfacer las preocupaciones de seguridad en Siria de su aliado de la OTAN, Turquía, sin sacrificar los intereses de los combatientes kurdos respaldados por Estados Unidos allí.

Ankara ve a la milicia kurda como terroristas.

Washington ve a la milicia kurda como socios leales en la lucha contra Daesh, cuya ayuda probablemente seguirá siendo necesaria para evitar el resurgimiento del grupo.

El propio organismo protector interno del Pentágono publicó un informe la semana pasada advirtiendo sobre los riesgos que aún plantea Daesh. Advirtió que, en ausencia de una presión sostenida, el grupo probablemente resurgiría en Siria dentro de seis a 12 meses y recuperaría algo del territorio limitado.

Un informe de la ONU visto por Reuters la semana pasada calculó que hay hasta 18.000 militantes de Daesh en Iraq y Siria, incluyendo hasta 3.000 combatientes extranjeros. Advirtió que el grupo estaba interesado en atacar la aviación y utilizar materiales químicos, biológicos, radiológicos y nucleares.

Categorías
Asia y AméricaEEUUIrakNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioOTANSiriaTurquía