Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Revelado: los EAU dirigen una campaña agresiva para despojar a Qatar de la Copa del Mundo de la FIFA

Una versión digital del estadio Al Thumama de Doha, diseñado por un arquitecto qatarí con la forma de un gorro árabe tejido, "gahfiya", será la sede del partido de la final de la Copa del Mundo en 2022

Los Emiratos Árabes Unidos han contratado los servicios de un parlamentario conservador británico y una empresa de relaciones públicas, con sede en Londres, en una campaña para pintar a Qatar de forma negativa, y despojar al país del Golfo del honor de ser anfitrión de la Copa del Mundo de la FIFA 2022. Los detalles de la extensa campaña han sido expuestos por el New York Times.

Se afirma que una asesoría poco conocida, Cornerstone Global Associates (CGA), trabajó con los Emiratos Árabes Unidos para vincular a Qatar con la Hermandad Musulmana y el terrorismo, mediante la disposición cuidadosa de artículos e informes en los medios de comunicación. En su esfuerzo por sabotear el torneo de 2022 o, en su defecto, humillar a Qatar al obligarlo a compartir el evento con sus enemigos políticos, el personal de CGA se reunió con varios funcionarios clave en contra de los qataríes, incluido el parlamentario británico Damian Collins. En la reunión, se dice que el jefe de CGA, Ghanem Nuseibeh, reveló a Collins los detalles de un “plan” qatarí para contratar a agentes de la CIA para tratar de socavar a sus principales rivales por los derechos de organización del torneo de fútbol en 2022.

Dos meses después, en julio de 2018, el Sunday Times de Gran Bretaña publicó lo que promocionó como una bomba: “Exclusiva: Qatar saboteó a los rivales de la Copa del Mundo 2022 con ‘operaciones encubiertas'”. El artículo, que no mencionó sus fuentes, reveló algunos de los temas relacionados con la candidatura de la Copa del Mundo de Qatar y citó a Collins instando a la FIFA a investigar las acusaciones y, de ser cierto, despojar a Qatar del derecho de organización.

Antes de encabezar una campaña contra Qatar en nombre de los EAU, CGA había ofrecido sus servicios al gobierno en Doha. Según el NYT, se dice que la empresa de relaciones públicas diseñó un plan en 2010 para ayudar a Qatar con sus crecientes problemas de relaciones públicas. Los qataríes rechazaron la oferta, una de las muchas que habían llegado sin ser solicitadas durante ese verano.

Leer: Is the UAE the Gulf’s ‘Little Sparta’ or a mercenary outpost?

En los años posteriores, CGA parece haberse involucrado estrechamente con los Emiratos Árabes Unidos, que ha liderado los esfuerzos para desacreditar a su vecino del Golfo, especialmente desde 2017, cuando se unió a Arabia Saudí, Egipto y Baréin para cortar relaciones diplomáticas con Doha.

Si bien Qatar ha sido aislado a nivel regional, los Emiratos Árabes Unidos han liderado los esfuerzos para pintar a sus vecinos de forma negativa en todo el mundo. En Washington, ha financiado una amplia campaña con la esperanza de utilizar a periodistas y comités de expertos estadounidenses para empañar al pequeño estado del Golfo. El NYT admitió que también recibió varias tandas de documentos de una fuente anónima el año pasado. Durante un período de varios meses, la fuente, que afirmó ser una persona cercana a CGA que se había desilusionado con la politización del fútbol, ​​respondió preguntas relacionadas con la divulgación de correo electrónico cifrado. El NYT dijo que pudo confirmar de forma independiente algunas de las reuniones y conversaciones descritas en los documentos, que parecen ajustarse al patrón de la continua guerra de información de “ojo por ojo” del Golfo.

La campaña dio un giro agresivo tras el inicio del bloqueo liderado por los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí contra Qatar a mediados de 2017. La amplitud y los detalles específicos de la campaña para impedir la Copa del Mundo de la FIFA de Qatar se presentan en documentos que revelan los estrechos vínculos entre CGA y los individuos y las empresas en los EAU.

 

A digital rendition of Doha's Al Thumama stadium, designed by a Qatari architect in the shape of a traditional knitted "gahfiya" Arabian cap, will host the World Cup quarter final match in 2022

Una versión digital del estadio Al Thumama de Doha, diseñado por un arquitecto qatarí con la forma de un gorro árabe tejido, “gahfiya”, será la sede del partido de la final de la Copa del Mundo en 2022

 

Según el NYT, un documento de CGA describe un plan para producir un informe que vincula a Qatar con la Hermandad Musulmana, y varios otros analizan los esfuerzos para colocar artículos en los medios de comunicación británicos que podrían dañar la reputación de Qatar. Sin embargo, después de la ráfaga inicial de titulares negativos, y después de cuestionar la imparcialidad de CGA, la BBC modificó la versión en línea de su informe sobre el tema para suavizar algunas de las acusaciones formuladas por la empresa.

Leer: Report: UAE lobbying ‘subverted democracy’ and fuelled Islamophobia

El NYT no pudo identificar la fuente de la campaña contra Qatar, pero insistió en que existía un vínculo estrecho entre Cornerstone Global Associates y los Emiratos Árabes Unidos, incluida una transferencia bancaria de 1 millón de dólares que se cree que se pagó para divulgar información perjudicial sobre la Copa del Mundo.

Un prominente abogado de difamación citado en el informe reconoció que CGA es un cliente y expresó su “grave preocupación” por el “acceso ilegal a los datos” que él creía había sido “mal interpretado y tomado totalmente fuera de contexto”.

El último intento de CGA para despojar a Qatar de la Copa del Mundo de la FIFA es un artículo en el Irish Times que aclama el potencial de una gran “ganancia económica” para Gran Bretaña si Qatar se queda sin el torneo y se entrega a Inglaterra.

Categorías
Emiratos Árabes UnidosEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioQatarReino Unido

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba