Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Grupos de la UE suspenden el apoyo económico a centros médicos en Idlib

Estos recortes se producen tras proclamar la organización Hayyat Tahrir al-Shams, ex afiliada a Al-Qaeda, la victoria sobre las fuerzas del Frente de Liberación Nacional (NLF) respaldadas por Turquía tras los nueve días de combates a nivel interno acaecidos a principios de este mes. El NLF ha aceptado un acuerdo de paz que reconocía el control civil de la administración respaldada por HTS, y se ha acordado el traslado de unos 1.700 combatientes de esta última organización a áreas aseguradas por Ankara
Instalaciones públicas dañadas tras un ataque aéreo llevado a cabo por el régimen de Assad. Idlib, 10 de junio de 2018 [Agencia Ibrahim Hatip / Anadolu]

Algunas organizaciones europeas están recortando la ayuda económica que suministran a centros médicos en Idlib. Según activistas locales, este descenso en las ayudas llega tras la consolidación por parte del grupo yihadista Hayaat Tahrir Al-Shaam (HTS) de su control sobre esta provincia del norte de Siria.

Las autoridades médicas de Idlib y Hama han anunciado que a partir de ahora el trabajo en más de 40 centros médicos será voluntario tras suspenderse la financiación por parte de los donantes europeos, particularmente de Francia y Alemania.

La Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ) ha anunciado esta semana en su sitio web que había cesado sus actividades en Siria por causa de los "recientes acontecimientos políticos". Fuentes sobre el terreno han informado de que la agencia asociada a GIZ, la Organización de Desarrollo Local (LDO), también ha suspendido algunos de sus proyectos para mujeres en las áreas rurales de Hama, Idlib y el oeste de Alepo, presumiblemente por causa de los recortes.

Leer más: Siria: Un coche bomba mata a una persona y hiere a 14

Se piensa que los bancos de sangre, los hospitales especializados y los departamentos de emergencia también han sido afectados. Altos responsables del sector de la salud estiman que se ha suspendido el apoyo a más del 70% de los hospitales en el área rural de Hama. Como resultado, en torno a 250 personas, parte del personal médico del área, trabajan ahora de forma voluntaria.

Estos recortes se producen tras proclamar la organización Hayyat Tahrir al-Shams, ex afiliada a Al-Qaeda, la victoria sobre las fuerzas del Frente de Liberación Nacional (NLF) respaldadas por Turquía tras los nueve días de combates a nivel interno acaecidos a principios de este mes. El NLF ha aceptado un acuerdo de paz que reconocía el control civil de la administración respaldada por HTS, y se ha acordado el traslado de unos 1.700 combatientes de esta última organización a áreas aseguradas por Ankara.

Sin embargo, los estados europeos siguen expresando sus dudas sobre la conveniencia de financiar instalaciones en un territorio controlado por HTS, considerada una “organización yihadista”.

Leer más: La UE sanciona a oficiales sirios y rusos por el uso de armas químicas

Pese a que los activistas y los responsables médicos presentes sobre el terreno han enfatizado que las instalaciones sanitarias tienen como función el ayudar a la población civil y se consideran neutrales en lo que respecta a la situación política y militar, aún no se sabe si se restablecerá la financiación.

"No hay duda de que no podremos asegurar el suministro de todo lo que necesitamos, y ello afectará negativamente la calidad de los servicios que brindamos a los ciudadanos, la mayoría de los cuales no pueden pagar el precio de los medicamentos", ha explicado a la prensa Hassan Al-Eiss, director gerente del centro médico Al-Ghab Al-Aswat.

A pesar de las preocupaciones que se extendieron el año pasado en el sentido de que EE. UU. podría recortar de forma permanente su ayuda a este tipo de instalaciones en Siria, la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de los EE. UU. (OFDA) reanudó su apoyo al sector sanitario de Idlib el mes pasado. Sin embargo, siguen existiendo temores sobre si las organizaciones estadounidenses seguirán a sus contrapartes europeas y dejarán de financiar estos proyectos en un intento por ejercer presión sobre HTS.

Los hospitales en este territorio del norte controlado por una amalgama de grupos islamistas opositores al régimen sirio y a veces enfrentados entre ellos brindan atención médica urgente y otros servicios médicos a unos 3,5 millones de personas, un tercio de los cuales son menores.

Leer más: Rusia: “Se necesitan más esfuerzos para que los refugiados sirios regresen”

Categorías
AlemaniaEuropa y RusiaFranciaNoticiasSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines