Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Una senadora estadounidense califica de inconstitucional un proyecto de ley “anti-BDS”

La legislación “anti-BDS” ha sido fieramente criticada por organizaciones de defensa de los derechos civiles como la “Unión Americana de las Libertades Civiles”, así como por sectores progresistas y liberales de todo el país.
La destacada senadora estadounidense Diane Feinstein [Win McNamee/Getty Images]

Según informaciones de la agencia Anadolu, la destacada senadora estadounidense Diane Feinstein ha expresado el pasado martes su preocupación por una nueva legislación que intenta contrarrestar el llamado movimiento BDS.

El BDS es un movimiento global que mediante acciones de Boicot, Desinversiones y Sanciones (de ahí las iniciales) a Israel, pretende presionar a este país para que respete el derecho internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas.

El proyecto de ley llamado “Ley de Combate contra el BDS”, presentado por el senador Marco Rubio, insta a los gobiernos estatales y locales a negar la contratación de aquellos individuos o compañías que participen en el boicot a Israel.

Leer más: Un académico judío marroquí: “Israel usa el Holocausto para justificar la ocupación”

Esta medida forma parte de un proyecto de ley más amplio, denominado “Proyecto de Ley del Medio Oriente”. Y será el primer proyecto de ley en ser presentado por el partido republicano en el Congreso estadounidense tras reiniciar este sus sesiones el pasado 3 de enero.

Esta iniciativa llega también en medio de la polémica provocada por el cierre parcial del gobierno de los EEUU, que perdura ya 18 días, por causa del bloqueo a la financiación del muro fronterizo que Trump intenta levantar en la frontera con Méjico.

Estaba previsto que este proyecto de ley fuera presentado ante el Senado el martes y que, en caso de ser aprobado, sea presentado próximamente en el Congreso.

Leer más: Una web de mecenazgo estadounidense bloquea una cuenta del BDS tras las quejas israelíes

La senadora Feinstein ha expresado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter: “No consigo entender por qué esta legislación es una prioridad en una situación como la que vivimos, de cierre del gobierno. El Senado tiene la responsabilidad de asegurar el respeto a la Constitución y de mantener el gobierno en funcionamiento. Y este proyecto de ley no sirve en ninguna de ambas cuestiones”.

“Esta legislación anti-boicot-a-Israel podría conceder a algunos estados carta libre para restringir la protección que la Primera Enmienda garantiza a millones de estadounidenses,” continúa Feinstein. “Pese a mi firme apoyo a Israel, me opongo a este proyecto de ley porque viola con claridad la Constitución”.

Para añadir: “En vez de perder tiempo con este proyecto de ley inconstitucional, el Senado debería centrarse en reabrir el gobierno votando el paquete de financiación federal que la Casa de Representantes aprobó la semana pasada”.

 

“no consigo entender por qué esta legislación es una prioridad en una situación como la que vivimos, de cierre del gobierno. El Senado tiene la responsabilidad de asegurar el respeto a la Constitución y de mantener el gobierno en funcionamiento. Y este proyecto de ley no sirve para ninguna de ambas cuestiones”.

pic.twitter.com/Bb7YYGH14X

— Sen Dianne Feinstein (@SenFeinstein) January 7, 2019

 

La legislación “anti-BDS” ha sido fieramente criticada por organizaciones de defensa de los derechos civiles como la “Unión Americana de las Libertades Civiles”, así como por sectores progresistas y liberales de todo el país.

El senador estadounidense Bernie Sanders escribió en un tweet al respecto que “es absurdo que el primer proyecto de ley durante el cierre del gobierno es un proyecto de legislación que penaliza a los estadounidenses que ejercitan su derecho constitucional a participar en actividades políticas”.

Leer más: Bernie Sanders denosta la “absurda” presentación de un proyecto de ley “anti-BDS” en el Congreso

Mientras, Rashida Talib, una de las primeras mujeres musulmanas en ser elegidas como Representantes en el Congreso estadounidense, expresaba en un tweet: “Olvidan qué país representan. Esto son los Estados Unidos, donde boicotear es un derecho y parte de nuestra lucha histórica por la libertad y la igualdad. Quizá les vendría bien repasar nuestra Constitución y luego dedicar sus esfuerzos a conseguir la reapertura del gobierno en vez que intentar quitarnos derechos”.

Más de 25 estados estadounidenses han aprobado medidas para intentar enfrentar el movimiento BDS. Pero en todo caso, incluso en los estados más cercanos al partido republicano como Kansas o Arizona, estas leyes han sido ya recurridas en los tribunales de justicia.

Categorías
BDSEEUUNoticiasOrganizaciones InternacionalesUS