Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Grupo pro-DDHH: Israel ignora deliberadamente las necesidades médicas de los prisioneros palestinos

Manifestantes palestinos en la Plaza Yasser Arafat exigiendo la liberación de los prisioneros palestinos en las cárceles de la ocupación israelí durante el Día de los Prisioneros Palestinos en Ramallah, Cisjordania el 17 de abril de 2017 [Agencia Issam Rimawi / Anadolu]

La Comisión Palestina de Asuntos de Detenidos y Ex-Detenidos denunció ayer que la administración de prisiones israelí practica una política de negligencias médicas deliberadas contra algunos prisioneros palestinos enfermos recluidos en la prisión de Ashkelon.

La comisión ha revelado en un comunicado que al menos 12 presos palestinos recluidos en esta cárcel están enfermos y precisan de atención médica.

Según la comisión, por ejemplo, el prisionero Bassam Al-Na'an, de 21 años, procedente de la aldea de Al-Mughayyir al este de Ramala, lleva ya numerosos meses esperando ser sometido a una operación urgente, pero la administración de la prisión está retrasando los exámenes médicos a que debe someterse y la misma operación.

Leer más:El 40% de los diputados palestinos ha sido detenido por Israel desde las elecciones de 2006

La comisión ha advertido también sobre el deterioro del estado de salud del prisionero Muhammad Barash, de 39 años, procedente del campamento de refugiados de Jalazun, al norte de Ramala.

Según la comisión, Barash sufre en su pie izquierdo de persistentes dolores y de úlceras causadas por la metralla, con esquirlas que aún deben ser extraídas como paso previo a utilizar una prótesis.

Mientras, el preso Rami Hijazi, de 38 años y oriundo de Gaza, sufre problemas graves de espalda y está esperando a que la fisioterapia pueda aliviar sus dolores.

Leer más:Israel libera a los dos presos palestinos más jóvenes tras tres años de cárcel

La comisión ha denunciado también que la administración de la prisión no proporciona a los presos otras medicinas que analgésicos y se niega a realizar pruebas médicas que puedan necesitar, o incluso rechaza informar de los diagnósticos precisos de sus enfermedades.

La comisión concluye afirmando que la administración de la prisión israelí "viola todas las convenciones internacionales que garantizan el derecho de la población reclusa a acceder a tratamiento médico y buen trato".

Categorías
IsraelNoticiasPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines