Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Una actriz egipcia es llevada a juicio por vestir un conjunto “demasiado revelador”.

La decisión de enjuiciar a Youssef ha dividido a los comentaristas en las redes sociales. Mientras algunos critican el vestido, calificándolo de inapropiado para la sociedad egipcia, otros defienden el derecho de la mujer a vestir como ella quiera.
La actriz egipcia Rania Youssef posa en la alfombra roja en la ceremonia de clausura de la 40ª edición del Festival Internacional de Cine de El Cairo (CIFF) en la Ópera de El Cairo, en la capital egipcia, el 29 de noviembre de 2018. - (Foto de SUHAIL SALEH / AFP / Imágenes falsas)

Una actriz egipcia irá a juicio tras ser acusada de “obscenidad pública” por “vestir un conjunto demasiado revelador” en el Festival Internacional de Cine de El Cairo la semana pasada.

Varios abogados se apresuraron a presentar querellas contra Rania Youssef después de que ésta apareciera luciendo un vestido negro transparente que exponía sus muslos en la proyección de una película el jueves pasado. Las imágenes de la actriz fueron ampliamente compartidas en las redes sociales, lo que provocó llamadas a la actuación del fiscal general con el argumento de que Youssef había cometido un “comportamiento público obsceno”, “no consecuente con los valores de la sociedad” y que “socava la reputación del pueblo egipcio”.

En un comunicado emitido a continuación, pese a no disculparse, la actriz ha explicado que no había pretendido ofender a nadie con la elección de su atuendo.

“Esta es la primera vez que me he puesto este vestido”, explicó, añadiendo que no se había imaginado que su vestimenta pudiera provocar tanta ira y que “pudiera ser que hubiera calculado mal”. “Quiero repetir mi compromiso con los valores y la ética con los que hemos crecido  en la sociedad egipcia”, concluía.

Leer más: Egipto: activista feminista acusada de “insultar a la religión”

Aunque en Egipto algunas demandas judiciales se demoran durante meses o años antes de que se tome ninguna medida al respecto, no es el caso en el juicio de Youssef, que ha sido fijado para el próximo 12 de enero. En caso de ser declarada culpable, podría enfrentarse a una pena de hasta cinco años de prisión.

La decisión de enjuiciar a Youssef ha dividido a los comentaristas en las redes sociales. Mientras algunos critican el vestido, calificándolo como inapropiado para la sociedad egipcia, otros defienden el derecho de la mujer a vestir como ella quiera.

Muchos han criticado la indignación generada por la vestimenta de Youssef y la rápida reacción del fiscal, contraponiendo este caso con otros más serios referidos a situaciones de falta de vivienda, de desempleo o de acoso sexual, que han sido ignorados en muchas ocasiones durante tiempo o a perpetuidad.

“Un pueblo que se siente sacudido por un vestido revelador lucido en un festival pero no se enfurece por el millón de niños que duermen en las calles y que comen de las sobras que hallan en la basura es un pueblo estrábico, que necesitaría que le fuera implantada una poca de lógica”, ha escrito el columnista Khaled Montaser.

Leer más: Egipto: las mujeres suponen menos del 25% de la población laboral en activo

La polémica llega tras el arresto de algunas figuras conocidas que se habían quejado de ser víctimas de casos de acoso. Al respecto, algunos funcionarios egipcios llegaron a decir que las denunciantes “estaban arruinando la reputación de la nación”.

Un tribunal egipcio condenó en septiembre a la activista Amal Fathy a dos años de cárcel por un vídeo que había publicado en las redes sociales criticando al gobierno por no proteger a las mujeres contra el abuso sexual y las malas condiciones de vida.

Apenas unas semanas antes, Egipto había liberado a una mujer libanesa condenada a ocho años de prisión por “haber grabado un vídeo en el que describía el acoso sexual al que se había enfrentado durante unas vacaciones en el país”. Su testimonio provocó el enojo de muchos egipcios en las redes sociales, que solicitaron su detención a pesar de que la mujer publicó un vídeo posterior en el que aclaraba que no pretendió insultar a todo el país.

Leer más: Egipto: La línea telefónica contra el acoso ignora el 95% de las llamadas

 

Categorías
ÁfricaEgiptoNoticias