Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Estados Unidos e Israel preocupados por la posibilidad de que Bin Salman no pueda hacer progresar el proceso de normalización

Según el diario estadounidense Washington Post, algunos funcionarios estadounidenses e israelíes "han expresado su preocupación" por el hecho de que, tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, el príncipe heredero de la corona saudí Mohammed Bin Salman "pueda tener menos mano libre para buscar la normalización gradual de las relaciones entre Israel y sus vecinos árabes".
El príncipe heredero Mohammad Bin Salman en Arabia Saudí el 5 de noviembre de 2018 [Agencia de Prensa de Arabia Saudí]

Según el diario estadounidense Washington Post, algunos funcionarios estadounidenses e israelíes “han expresado su preocupación” por el hecho de que, tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi,  el príncipe heredero de la corona saudí Mohammed Bin Salman “pueda tener menos mano libre para buscar la normalización gradual de las relaciones entre Israel y sus vecinos árabes”.

Según este diario, el enviado del presidente Trump en Oriente Medio, su yerno Jared Kushner, “ha discutido con diplomáticos y otros altos cargos sobre cómo la situación del príncipe heredero podría afectar a los planes de Estados Unidos”.

The Post destaca también cómo “los funcionarios israelíes se han vuelto más cautos al separar el asesinato del periodista del valor estratégico del reino”.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, denunció el viernes que “lo sucedido en el consulado de Estambul fue horrible y debería ser duramente enjuiciado”, añadiendo que “pero, sin embargo, al mismo tiempo, debo decir que el que Arabia Saudí se mantenga estable es muy importante para la estabilidad del mundo, de la región y del mundo”.

Leer: Un periódico israelí revela un acuerdo secreto entre Netanyahu y los líderes árabes

El embajador israelí en Estados Unidos, Ron Dermer, explicó en público la semana pasada, en referencia al asesinato de Khashoggi, que “no debemos permitir que una acción como esa quede sin respuesta, pero también debemos tener cuidado de no dañar una relación que tiene un alto valor estratégico”.

Y añadió: “Creo que la administración, cuando tenga conocimiento de los hechos, va a tener que decidir, en tanto que, ¿cómo pueden, por un lado, asegurar que esta acción es inaceptable, y por el otro mantener la posición del príncipe?”.

El diario ha informado también de que Bin Salman “ha sido la principal figura en la arriesgada estrategia de ser más transparentes en lo referido a la cooperación tácita o secreta entre Israel y Arabia Saudí”, agregando que los funcionarios estadounidenses “esperaban que esta persona pudiera ser una piedra angular en la nueva relación entre el mundo árabe e Israel que podría sostener el programa de paz Trump ”.

Mientras, un funcionario del gobierno israelí explicaba que “la percepción en Israel es que MBS es conviene mucho más a sus propósitos. Mientras, un alto responsable israelí decía que ” Arabia Saudí ya está desempeñando un papel fundamental mediante el juego de permitir o alentar pequeños avances diplomáticos en el último mes”.

Según el funcionario israelí, Riad ha enviado diversas señales a Omán, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein en el sentido de que aprueben la apertura diplomática hacia Israel.

Leer: El ministro de Comunicaciones israelí visita Dubai, en otro paso hacia la normalización de relaciones

Todos los pasos en la senda de la normalización entre Israel y algunos países árabes, especialmente los estados del Golfo, no hubieran sido posibles sin el respaldo de los saudíes, “y el cambio de mentalidad dentro de Arabia Saudí tiene mucha relación, en nuestra opinión, con MBS. Este abrió la puerta al mantenimiento de relaciones públicas y oficiales con los países de la región”.

Un diplomático extranjero citado por el Post ha explicado mientras que aunque se daba por hecho que Bin Salman sería una figura clave en el enfoque del gobierno de Trump de la política regional “MBS no va a ser capaz de hacer el trabajo duro como se esperaba hasta ahora, por lo que ellos [los funcionarios de EE. UU.] están ahora decidiendo qué hacer de ahora en adelante”.

Categorías
Arabia SauditaIsraelNoticiasOriente Medio