Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un general estadounidense admite el fracaso a la hora de eliminar el caldo de cultivo del yihadismo

Combatientes del Daesh [Imagen de archivo]

El militar estadounidense de más alto rango admitió ayer martes que su país ha progresado poco a la hora de modificar las condiciones subyacentes que han permitido el auge de grupos islamistas armados. “Ha habido pocos progresos cuando se trata de las condiciones subyacentes que conducen al extremismo violento,” reconoció el general de la marina Joseph Dunford, que preside sobre los jefes del Estado Mayor Conjunto.

Las fuerzas respaldadas por EE.UU. y las milicias iraquíes han liberado casi todos los territorios que había logrado conquistar el Daesh –también conocido como ISIS- en Siria y en Irak.

“En nuestra cooperación política, militar, de intercambio de información y de aplicación de la ley sigue habiendo desafíos, a pesar del hecho de que se han dado algunas tendencias y cooperaciones positivas; claramente queda mucho por hacer,” dijo Dunford, durante una conferencia sobre el extremismo violento.

Leer más: Estados Unidos retira la ayuda financiera y militar al noroeste de Siria

Uno de los problemas a las que se enfrentan las fuerzas respaldadas por EE.UU. en Siria es el gran número de combatientes extranjeros detenidos. El ejército estadounidense ha revelado que las Fuerzas Sirias Democráticas (SDF), una alianza de combatientes kurdos y árabes dirigidos por las YPG kurdas, mantienen prisioneros a unos 700 combatientes extranjeros a los que están intentando repatriar a sus países de origen.

En declaraciones a la prensa, Dunford señaló que los combatientes detenidos proceden de 40 países diferentes y que los progresos para repatriarlos estaban siendo lentos.

“Se trata de un reto, no solamente por cuestiones políticas, sino también por cuestiones que afectan al marco legal legítimo para tratar esta situación en muchos de los países,” reconoció Dunford, para añadir que ninguno de los más de 80 jefes de la defensa de todo el mundo presentes en la conferencia había sido capaz de comprometerse a aportar una solución.

Leer más: Los rebeldes sirios aceptan el pacto de Idlib

En un informe presentado este año, el Departamento de Estado advirtió de que Daesh, Al-Qaeda y otros grupos afines se han adaptado a la situación actual a través de la dispersión, que les hace menos vulnerables a las acciones militares.

Daesh, Al-Qaeda y el resto de grupos “han demostrado ser resistentes, estar determinados y tener capacidad adaptativa, y se han ajustado a la elevada presión antiterrorista en Irak, Siria, Afganistán, Libia, Somalia y Yemen, entre otros países,” señalaba el informe.

“Quizá el mayor desafío al que nos enfrentamos hoy en día es el peligro de la autocomplacencia,” admitió Dunford.

Categorías
Asia y AméricaEEUUIrakNoticiasOriente MedioRegiónSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines