Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Una flotilla de cristianos sionistas llega a Israel

El comandante de la Flotilla proisraelí, Stefan Abrahamsson

Una pequeña flota liderada por el cristiano-sionista sueco Stefan Abrahamsson ha llegado durante la noche de este viernes a Israel, 48 días después de que zarpase en protesta por la propalestina Flotilla de la Libertad.

Los barcos atracaron en Herzliya, al norte de Tel Aviv en la noche de este jueves después de haber zarpado del puerto sueco de Gothenberg el 25 de agosto. La flotilla era comandada por el yate de Abrahamsson, bautizado como Elida, y llevaba a 50 pasajeros más la tripulación.

A su llegada a Israel, Abrahamsson expresó: “Es magnífico estar por fin aquí. HA sido maravilloso ver todos los barcos que nos han acompañado con banderas y música. Estaremos aquí 11 días, hemos venido porque en Suecia la imagen de Israel es muy mala y tenemos que mostrar nuestra tristeza por este hecho, según ha informado el diario Arutz Sheva. El líder de la flotilla también ha añadido:

“Israel es la única democracia de Oriente Medio que está construida sobre ideales que son capitales en el mundo occidental, como la igualdad. Sin embargo, Israel es el único país que mi país condena. Estamos aquí para decir a los israelíes: ‘Os queremos’, estamos con vosotros y queremos mostraros nuestra solidaridad”.

Abrahamsson se refería probablemente al desarrollado activismo propalestino llevado a cabo por organizaciones suecas a lo largo de los años. Abrahamsson anunció su decisión de zarpar hacia Israel en respuesta a meses de cobertura a la Flotilla de la Libertad, que intentaba romper el cerco en la Franja de Gaza este verano.

La Flotilla de la Libertad estaba compuesta por dos barcos con bandera noruega y sueca que fueron interceptados en aguas internacionales en agosto. Los buques (llamados Al-Awda y Libertad) transportaban a docenas de activistas propalestinos, así como equipamiento médico y material de ayuda humanitaria que iba a ser entregado a los habitantes de la asediada Franja de Gaza.

Israel interceptó a la Flotilla y los activistas a bordo se enfrentaron a la violenta respuesta de las fuerzas navales israelíes, que acabaron por deportarlos fuera de Israel. La reconocida activista sueca Divina Levrini habló de su experiencia tras volver a Suecia, explicando que los carceleros israelíes “no nos dejaban dormir. Cada hora un guardia venía y nos obligaba a levantarnos antes de someternos a abusos psicológicos”.

“No se me permitía tener medicación pese a que recibí un golpe en la cabeza cuando asaltaron el barco”, añadió en su conferencia.

Por otro lado, Abrahamsson, no tubo problemas para atracar en el puerto de Herzilya y no tuvo que enfrentar ningún tipo de violencia por partes de las fuerzas de seguridad israelíes. También planea permanecer en el lugar durante 11 días para recibir a “los visitantes que quieran encontrarse con la delegación sueca” a bordo del barco, según añadió Arutz Sheva.

En septiembre salió a la luz que Israel planea vender cuatro de los barcos de la Flotilla de la Libertad y distribuir las ganancias con dos familias de colonos israelíes.  Oficiales veteranos de la marina y la inteligencia Israelí han declarado frente al Tribunal Supremo que la propiedad de los barcos hubiera sido transferida a Hamás si hubiesen llegado a Gaza,  y afirmaron que esto era justificación suficiente para vender los barcos y donar las ganancias a las familias de los colonos ilegales.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónSuecia