Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. centra su estrategia antiterrorista en Irán y sus aliados

Imagen de soldados estadounidenses en Irak [El Ejército de los Estados Unidos / Flickr]

El Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump está dando prioridad a Irán y a los grupos radicales que respalda como parte de una nueva estrategia antiterrorista, según atestigua un documento publicado el jueves.

La estrategia antiterrorista, presentada por el asesor de Seguridad Nacional John Bolton, es la primera en ser publicada desde 2011, cuando la visión de la administración Obama se centraba principalmente en la amenaza de Al-Qaeda tras la muerte de su fundador Osama Bin Laden.

La prioridad otorgada en este caso a Irán refleja el impulso del presidente Trump de contener la influencia de Irán en Oriente Medio, reduciendo su programa de misiles y su apoyo a grupos extremistas, para forzar así a Teherán a volver a la mesa de negociaciones.

Leer más: El tribunal de la ONU ordena a EE.UU. levantar algunas de las sanciones contra Irán

En la estrategia antiterrorista de 2011, Irán aparecía citado una sola vez, en la penúltima página en calidad de patrocinador estatal “activo” del “terrorismo”. El documento actual, sin embargo, muestra que el Gobierno de Trump ha situado al país chií en el punto de mira de las preocupaciones de EE.UU., aunque no por ello la superpotencia vaya a dejar de hostigar a los grupos armados suníes en Siria e Irak.

“Además, EE.UU. se enfrenta a la amenaza terrorista de Irán, que sigue siendo el más destacado patrocinador estatal del terrorismo. En realidad, el banco central del terrorismo internacional desde 1979,” apostilló Bolton en declaraciones a la prensa.

“Los grupos terroristas patrocinados por Irán, tales como Hezbolá en el Líbano, Hamás, o la Yihad Islámica Palestina, siguen representando una amenaza para EE.UU. y nuestros intereses,” agregó.

Leer más: Trump y Ruhaní intercambian amenazas e insultos ante la Asamblea General de la ONU

Bolton admitió que “siguen existiendo otros desafíos,” a pesar de que las fuerzas respaldadas por EE.UU. se han hecho con el control de la mayor parte de las zonas de Siria e Irak que habían sido conquistadas por el Daesh.

Enemigos desde la Revolución Iraní de 1979, Washington y Teherán atraviesan otro bache en su relación desde que Trump ordenara la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear de 2015 y volviera a imponer sanciones.

Categorías
Asia y AméricaEEUUIránNoticiasOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines