Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Arabia Saudí niega cualquier implicación en la desaparición de Khashoggi

El periodista saudí Jamal Khashoggi participa en una conferencia organizada por MEMO el 29 de septiembre de 2018 en Londres [Jehan Alfarra/Middle East Monitor].

Las autoridades turcas y saudíes presentaron ayer versiones contrapuestas sobre el paradero del periodista saudí Jamal Khashoggi, que el año pasado se había autoimpuesto el exilio en Washington, y que ahora ha desaparecido tras entrar en el Consulado saudí en Estambul.

La prometida de Khashoggi, de nacionalidad turca, y uno de sus amigos cercanos, denunciaron el martes que había desaparecido tras entrar en el Consulado para obtener documentos que acreditaran su divorcio, con el fin de poder casarse de nuevo.

Su prometida, que no ha querido ser nombrada, le estaba aguardando fuera del Consulado, al que entró sobre la una de la tarde hora local. Horas después, Khashoggi aún no había regresado, y la mujer llamó a la Policía.

Leer más: El disidente saudí Khashoggi desaparece tras visitar el consulado saudí en Estambul

El portavoz presidencial turco Ibrahim Kalin, anunció que según las informaciones de las que se disponía, Khashoggi seguía dentro del Consulado. “Las autoridades competentes están en contacto y negociando con sus homólogos [saudíes]. Esperamos que el asunto pueda ser resuelto con facilidad,” señaló.

Sin embargo, un funcionario saudí negó que Khashoggi estuviera en el Consuldado. “El Sr. Khashoggi visitó el Consulado para solicitar documentación relacionada con su estado civil, y poco después se marchó,” afirmó. “No está en el Consulado, ni detenido por las autoridades saudíes,” agregó el funcionario.

La prometida de Khashoggi, que regresó el miércoles al Consulado tras haber esperado 12 horas el día anterior, descartó esa posibilidad. “Si eso fuera verdad, ¿dónde está? ¿Dónde está? Si se hubiera ido a casa, no, fui a la casa y no estaba allí. ¿Dónde está Jamal?” exclamó compungida en conversación con la agencia Reuters.

Leer más: Arabia Saudí: una cuenta de Twitter desvela la última cifra de presos políticos

Las relaciones entre Turquía y Arabia Saudí y otros países del Golfo permanecen tensas desde junio de 2017, cuando Ankara tomó partido por Catar en la disputa que enfrente a este estado con sus vecinos. Las naciones árabes a continuación rompieron relaciones con Catar por sus supuestos vínculos con el terrorismo, un extremo negado por Doha.

Jamal Khashoggi era un rostro familiar en los debates políticos de las diversas cadenas de televisión árabes. Hace un año, abandonó su país y se instaló en Washington, DC, después de que las autoridades saudíes le hubieran pedido que dejara de tuitear –según afirmó-.

Como periodista, entrevistó varias veces al líder de Al-Qaeda Osama bin Laden, tanto en Sudán como en Afganistán. También trabajó en el periódico Al Watan y fue asesor del príncipe Turki al-Faisal, quien fuera jefe de los servicios de inteligencia saudíes y embajador en EE.UU. y Gran Bretaña.

Leer más: Catar denunciará a Arabia Saudí y EAU por “piratería”

Durante los últimos años, Khashoggi ha escrito de forma regular columnas de opinión en el Washington Post, en las que criticaba las políticas saudíes hacia Catar y Canadá, la guerra en Yemen y la represión contra activistas e intelectuales.

“He dejado mi hogar, a mi familia, mi trabajo, y estoy alzando la voz,” escribió en septiembre de 2017, “porque de lo contrario estaría traicionando a aquellos que languidecen en prisión. Puedo hablar mientras que hay tantas personas que no pueden”.

Categorías
Arabia SauditaEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioRegiónTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba