Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

420 colonos irrumpen en los patios de Al-Aqsa

Un grupo de colonos judíos irrumpe en el complejo de la mezquita de Al-Aqsa [Masjid al-Aqsa Foundation/Anadolu Agency]

Cientos de colonos judíos asaltaron el martes los patios de la mezquita Al-Aqsa con protección militar israelí.

Un comunicado de la Administración del Waqf Islámico de Jerusalén ha denunciado que la policía israelí permitió que cientos de colonos irrumpieran en Al-Aqsa y deambularan por sus patios mientras realizaban ritos talmúdicos en celebración de la "Fiesta del Trono" hebrea.

El comunicado explica que en el asalto participaron miembros de la agrupación israelí "Estudiantes por el Templo". Los jóvenes corearon el himno nacional israelí en la zona este de la Mezquita de Al-Aqsa.

Se ha confirmado la detención por parte de la policía de la ocupación de varias personas en la Mezquita. Entre ellas, los funcionarios Anas Al-Badag y Ali Bakirat, que trabajaban en la azotea para labores de mantenimiento de la Cúpula de la Roca, y el joven Muhammad Hammuri, que estaba orando en el patio.

Mientras, el funcionario de bomberos de la administración del Awqaf Imad Abdeen ha sido liberado con orden de comparecencia para mañana en el centro de Qishleh, situado en Jerusalén Oeste.

Leer: Colonos israelíes irrumpen en el complejo de la Mezquita de Al-Aqsa

Se debe recordar que la policía de la ocupación israelí, que tiene desde hace años bajo su control la “Puerta de los Marroquíes”, una de las entradas a la Mezquita de Al-Aqsa, cerró esta puerta tras permitir a un grupo de 420 colonos irrumpir en el complejo acompañados y protegidos por miembros de las fuerzas especiales fuertemente armados.

Es probable que aumente el número de colonos que irrumpan en los patios de la Mezquita por causa del permiso otorgado por la policía israelí para deambular por los patios tras la finalización de la oración del mediodía.

Para “asegurar” estas incursiones de los colonos e impedir que se lleven a cabo actividades para impedirlo por parte de la ciudadanía de Jerusalén o del cuerpo de guardia de la Mezquita de Al-Aqsa, la policía israelí lleva desde hace diez días citando a declarar a decenas de palestinos con el pretexto de realizar “investigaciones” y entregándoles órdenes de alejarse de Al-Aqsa entre una y dos semanas.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines