Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

ONU: Más de 30.000 desplazados en la ofensiva de Idlib

Sirios en el campamento de refugiados de Idlib, Siria, 9 de enero de 2017 [Abdulghani Arian / Agencia Anadolu]

Más de 30.000 personas han abandonado sus hogares en el noroeste de Siria desde que el régimen y sus aliados reanudaron la semana pasada su ofensiva en la región, según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Un asalto militar a gran escala contra el último gran bastión de los rebeldes islamistas podría desplazar incluso a 800.000 personas, de acuerdo con la OCHA. El director de la agencia, Mark Lowcock, advirtió que podría tratarse de la peor catástrofe humanitaria del siglo XXI.

Con el respaldo de Rusia y de Irán, Damasco ha estado preparando una ofensiva para recuperar Idlib y las zonas adyacentes del control de las milicias rebeldes. La semana pasada, los aviones de combate rusos y sirios reanudaron los bombardeos después de que Irán, Rusia y Turquía fracasaran a la hora de acordar un alto el fuego.

Leer más (Opinión): La ofensiva de Idlib profundizará el desencuentro entre Irán y Rusia en Siria

En declaraciones a la agencia Reuters, el portavoz de la OCHA David Swanson explicó que hasta el domingo 30.542 personas habían sido desplazadas en el interior de la región.

Unos 2,9 millones de personas viven en la zona bajo control islamista, que agrupa la mayor parte de la provincia de Idlib así como fragmentos de las provincias de Latakia, Hama y Alepo. La mitad de ellas son desplazados de otras partes de Siria.

“Estamos preparándonos de forma activa para la posibilidad de que los civiles se muevan en grandes cantidades en varias direcciones,” explicó Lowcock a los medios de comunicación en Ginebra. “Es necesario encontrar formas para tratar este problema para que no se convierta durante los próximos meses en la mayor catástrofe humanitaria con la mayor pérdida de vidas del siglo XXI,” advirtió.

Leer más: El Papa Francisco pide proteger a los civiles de Idlib en su homilía semanal

Swanson, por su parte, señaló que desde la cumbre del viernes el fuego de mortero y el lanzamiento de misiles se han intensificiado, en particular en el norte de la provincia de Hama y en las zonas rurales del sur de Idlib.

También apuntó que, de los desplazados, un 47% se encontraba ahora en campos de refugiados, un 29% con familiares, un 14% en campamentos no oficiales y un 10% en alojamiento alquilado.

Christy Delafield de Mercy Corps, una de las mayores organizaciones que proporcionan ayuda humanitaria en Siria, advirtió que abastecer a los desplazados se está volviendo difícil. “En muchas de las zonas en las que operamos no hay suficiente capacidad de almacenamiento de agua, y sólo quedan dos o tres días de suministro para los civiles,” explicó.

Leer más: El regimen sirio recluta a 50.000 jóvenes

Categorías
Europa y RusiaIránNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioRegiónRusiaSiriaTurquíaUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines