Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

EE.UU. “respalda aún” a Arabia Saudí y EAU en Yemen

Un niño yemení observa su casa destruida a causa de un ataque aéreo llevado a cabo por la coalición liderada por Arabia Saudí [Mohamed A. Al-Moayed / Twitter]

EE.UU. continuará apoyando a la alianza formada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos en Yemen, a pesar de las críticas por la gran cantidad de víctimas civiles, ha anunciado un alto cargo.

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, ha señalado que el respaldo a la alianza Arabia Saudí – EAU no es “incondicional”, pero indicó que su país continuaría apoyándola puesto que se está esforzando por reducir el número de víctimas civiles.

EE.UU. está colaborando con Arabia Saudí para incrementar la precisión de los bombardeos, tras haber reconocido que probablemente se hayan producido violaciones de derechos humanos. “Reconocemos que cualquier error de este tipo es totalmente trágico, pero no hemos sido visto que a la gente con la que estamos colaborando esto les sea cruelmente indiferente,” admitió Mattis, “así que seguiremos trabajando con ellos”.

“Nuestra conducta es intentar mantener el coste humano de inocentes que mueren por error en el mínimo más absoluto (…) Nuestro objetivo es reducir esta tragedia y llevarla a la mesa de negociaciones de la ONU lo antes posible,” aseguró el responsable de Defensa.

Leer más: Bin Salmán: “Queremos que los yemeníes tiemblen cuando escuchen el nombre de Arabia Saudí”

Estas declaraciones se producen después de que el Pentágono advirtiera a Arabia Saudí que reduciría el apoyo militar y la información que comparte con la monarquía del Golfo si ésta no demostraba que está tratando de reducir el número de víctimas civiles.

Este mes, la coalición bombardeó un autobús escolar acabando con las vidas de 40 niños. Según los expertos, Arabia Saudí había adquirido la bomba empleada en este ataque de EE.UU., como parte de un acuerdo armamentístico aprobado por el Departamento de Estado.

El conflicto de Yemen se intensificó en 2015 cuando Arabia Saudí y sus aliados árabes suníes lanzaron una ofensiva aérea para reconquistar las áreas en las que habían avanzado los hutíes. Este grupo se había hecho con el control de la capital, Saná, y de amplias zonas del país, de manera que el gobierno que cuenta con un mayor reconocimiento internacional se había visto forzado al exilio.

Crímenes de guerra

Un panel de expertos de la ONU anunció esta semana que algunos de los bombardeos por parte de la coalición Arabia Saudí – EAU podrían considerarse crímenes de guerra. El panel de expertos no exculpó tampoco a los combatientes hutíes, que han lanzado misiles contra Arabia Saudí y atacado la ciudad yemení de Taiz con fuego de mortero. Además, han sido acusados de emplear la tortura y de utilizar a niños-soldado -ambos ejemplos de crímenes de guerra-.

Este informe de la ONU constituye la primera investigación de las Naciones Unidas sobre la posibilidad de que se hayan cometido crímenes de guerra en Yemen, a pesar de que las organizaciones internacionales de derechos humanos han documentado abusos de forma regular. Ha sido publicado antes de que el próximo 6 de septiembre se inicien en Ginebra las conversaciones de paz entre el gobierno internacionalmente reconocido del presidente Abd Mansur Rabbuh Hadi y los hutíes.

Leer más: La ONU pide una investigación imparcial en Yemen

Como reacción, la coalición dirigida por Arabia Saudí ha anunciado que ha trasladado el informe a su equipo legal, para que éste lo revise. Anuar Gargash, ministro de Exteriores de EAU, señaló por su parte que “la coalición está cumpliendo su papel reclamando el estado yemení y protegiendo el futuro de la región de la interferencia iraní,” para añadir a continuación que EAU “estudiará y responderá” al informe de la ONU.

EE.UU. ha ejecutado cientos de ataques por medio de drones contra Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) en Yemen desde 2002, como resultado de los cuales también han muerto civiles. Durante los 324 bombardeos de este tipo que han sido confirmados, han muerto 1.362 yemeníes. Dada la falta de transparencia, muchas de las muertes pasan desapercibidas sin que exista la oportunidad de apelar a la justicia.

Categorías
Arabia SauditaEmiratos Árabes UnidosNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioRegiónUNYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines