Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Una pancarta “amenaza” a Rouhani con el destino de Rafsanjani y provoca gran polémica en Irán

Rafsanjani presidente de la República de Irán durante dos periodos consecutivos entre 1989 y 1997

Una pancarta sostenida por un grupo de clérigos en el seminario chií conocido por "La Escuela de la Inundación” en la ciudad iraní de Qom, ha reabierto el debate sobre las causas de la muerte del ex presidente iraní Ali Akbar Hashemi Rafsanjani.

La pancarta incluía una amenaza contra el actual presidente Hassan Rouhani, referida a la posibilidad de correr la misma suerte que Rafsanjani. Este murió en la piscina Farah en Teherán y la pancarta promete hacer correr a Rouhani la misma suerte.

Los manifestantes escribieron literalmente en la pancarta unas rimas referidas a Rouhani, que venían a decir: "Usted, que hace gala de negociador, sepa que habrá una piscina esperándole".

La piscina Farah, enclavada en un complejo deportivo y turístico, fue propiedad de la esposa del Sha de Irán, Farah Pahlevi. Tras la caída de la monarquía iraní este lujoso complejo y los palacios a él adyacentes comenzaron a ser utilizados por los dirigentes de alto rango del sistema iraní.


Esta pancarta portada por clérigos iraníes ha reabierto con gran polémica el debate en torno a la muerte del líder iraní Rafsanjani, que murió “en circunstancias oscuras” en 2017. El cuerpo de Rafsanjani fue hallado en dicha piscina.

El diario oficial Jumhuri Islami, cercano a Hassan Rouhani, ha informado de que "la pancarta expuesta en el seminario chií de Qom con el objetivo de protestar contra las políticas del gobierno portaba una clara amenaza contra el presidente y ha atraído la atención de gran número de usuarios de las redes sociales."

Informa también de que algunos usuarios de las redes sociales han proclamado que esta pancarta es una forma de reconocimiento implícito de la presencia de una mano oscura involucrada en el caso de la muerte de Rafsanjani.

Desde la muerte de este alto dirigente iraní, acaecida en enero de 2017, su familia duda de las circunstancias de la misma, denunciando que las pruebas presentadas por el personal médico sobre su muerte "no son convincentes y difieren de la versión de la familia".

Mientras, Fátima, hija de Rafsanjani, ha denunciado que las fuerzas de seguridad de su país se han apoderado de todas las posesiones de su padre, incluido su testamento, que su familia sigue buscando.

El 10 de junio un ex asesor de Rafsanjani, Ghulam Ali Rajai, dijo que “el ex presidente no había muerto por causas naturales”.

De acuerdo a la versión oficial Rafsanjani, que en aquel momento era presidente del “consejo de diagnosis de los intereses del sistema”, murió el 8 de enero de 2017 de un ataque al corazón a la edad de 82 años.

Rafsanjani, que ocupó el cargo de presidente de la República de Irán durante dos periodos consecutivos entre 1989 y 1997, fue enterrado en el campus de la Universidad de Teherán.

Hashemi Rafsanjani fue sometido antes de su muerte a duras presiones y críticas por parte del movimiento conservador por causa de su posición respecto a algunas situaciones vividas en el país. Destaca entre estas su posición respecto a las protestas de 2009 que estallaron tras la publicación de los resultados de las elecciones presidenciales en las que triunfó Mahmoud Ahmadinejad, y que desembocaron en el asesinato de docenas de manifestantes.

Categorías
IránNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines