Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Canadá: “No pediremos disculpas a Arabia Saudí”

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante una conferencia en Montreal, Quebec, el 17 de septiembre de 2017 REUTERS/Christinne Muschi

El primer ministro canadiense Justin Trudeau subrayó esta semana el compromiso de su país con la defensa de los derechos humanos, y se negó a pedir disculpas a Arabia Saudí por su oposición a la detención de activistas por parte de la monarquía del Golfo.

Trudeau señaló que Canadá reconoce la “importancia” de Arabia Saudí para la comunidad internacional, pero que continuaría manifestándose “de forma clara y firme sobre cuestiones de derechos humanos en ese país y en todo el mundo” siempre que fuera necesario.

Trudeau hizo estas declaraciones en el curso de un evento celebrado el miércoles en Montreal, la capital de la provincia de Quebec.

Leer más (Opinión): Gracias Canadá

El lunes pasado, Arabia Saudí retiró a su embajador en Canadá y declaró al embajador canadiense en Riad “persona non grata”. Esto ocurrió después de que Riad acusara a Canadá de “una interferencia explícita y evidente en los asuntos internos del país”.

El reino de Arabia Saudí ha anunciado también “la congelación de todos los nuevos acuerdos de comercio e inversión con Canadá, así como la reserva del derecho a tomar otras medidas”.

El choque diplomático se originó después de que la ministra de exteriores canadiense Chrystia Freeland llamara a Riad a liberar a “activistas de la sociedad civil” detenidos.

Leer más: Dos activistas feministas más detenidas en Arabia Saudí

Durante su encuentro con los medios en Montreal, Trudeau explicó que las conversaciones con Riad continuarían, pero que lo harían “sin dar un solo paso atrás con respecto a las críticas de la ministra de exteriores por la detención de activistas saudíes”.

El primer ministro reveló que Freeland había mantenido conversaciones con su homólogo saudí Adel Al-Jubeir el martes, sin entrar en más detalles.

Trudeau indicó que su gabinete está dispuesto a comunicarse de forma directa con el gobierno saudí para reestablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países.

“Los canadienses siempre han esperado de su gobierno que defienda de forma firme, decidida y cortés la necesidad de respetar los derechos humanos en todo el mundo,” añadió Trudeau.

“Continuaremos defendiendo los valores canadienses y los derechos humanos. Esto es algo que siempre haré,” agregó.

Leer más: Los saudíes adinerados, temerosos de Bin Salman, buscan invertir en el extranjero

Categorías
Arabia SauditaAsia y AméricaCanadáNoticiasOriente MedioRegión