Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Manifestaciones en Basora junto al campo petrolífero de Al Qarna

Mapa de Irak, Basora. Periodista Digital ( Blog)

Desde hace más de una semana cientos de residentes en las provincias del sur de Iraq están participando en multitudinarias manifestaciones en demanda de una mejora de los servicios públicos y de la calidad de vida, cortando en el curso de las mismas bastantes carreteras.

Las manifestaciones y concentraciones continúan a día de hoy en medio de un fuerte despliegue de medidas de seguridad.

Leer: Manifestantes iraquíes intentan sin éxito asaltar una instalación de petróleo

Un activista por la defensa de los derechos civiles de la provincia de Basora, Imad Hamid, ha informado a Al-Arabi-al-Jadid de que “cientos de residentes de Basora siguen por noveno día consecutivo con sus movilizaciones y su concentración frente al campo petrolífero de Qarna, situado al norte de Basora. En la mañana de hoy, ante la falta de respuesta del gobierno a sus demandas, han cortado las carreteras que se dirigen hacia el campo, desde la vía de acceso principal hasta los caminos no asfaltados”.

El activista ha señalado que “las Fuerzas de Seguridad están intentando abrir estos accesos pero la protesta es multitudinaria y los manifestantes siguen aferrándose a sus exigencias, entre ellas una ampliación de la cobertura y la calidad de los servicios públicos, oportunidades de empleo para la población en paro, y la erradicación de la corrupción.”

Docenas de residentes de la provincia se están manifestando también frente a las oficinas de la compañía rusa Luk-Oil, que opera en este campo. Exigen igualmente que se tomen medidas lo antes posible para las legítimas demandas de los manifestantes. Mientras, las Fuerzas de Seguridad han rodeado a los manifestantes y se han cerrado los accesos al campo por temor a que se produzca una irrupción en el mismo.

Por otro lado, decenas de vecinos de la población de Al-Shamiyya, situada al oeste de la provincia de Diwaniyya, se han unido a las movilizaciones participando en una manifestación celebrada frente a la sede local del Tribunal de Justicia de la ciudad. Exigiendo la destitución del máximo representante del poder judicial de la zona, la aceleración de la ejecución de las legítimas demandas de los manifestantes, que se reanuden los trabajos en los proyectos de desarrollo de la zona, especialmente en los referidos a la mejora y abaratamiento del suministro de agua y electricidad, y que se creen puestos de trabajo para la población de la ciudad.

Mientras, las movilizaciones que se están llevando a cabo en la provincia de Muthanna continúan por segunda semana consecutiva. La población que participa de las mismas no deja de crecer y está previsto que delegaciones de ancianos de las localidades de esta provincia y de otras acudan a esta concentración para unir sus voces a las de los manifestantes y expresar su apoyo íntegro a sus legítimas demandas.

En Muthanna, la población se prepara también para salir hoy a manifestarse. Se prevé que tendrá lugar una nutrida manifestación que marchará desde la cornisa de la Plaza de Al-Samawa hasta el centro de la ciudad exigiendo que las promesas hechas a los manifestantes se materialicen y que esta materialización no se demore.

Todas estas movilizaciones tienen lugar en medio de un amplio despliegue por parte de las Fuerzas de Seguridad de la provincia de Muthanna.

El líder de la coalición Dawla al-Qanun, Nuri al Maliki, ha expresado su apoyo a lo que denomina “demandas legítimas”. También ha advertido que se puede repetir durante las movilizaciones lo ocurrido en las “manifestaciones de Al-Anbar y de las plazas de la resistencia”.

Maliki ha dicho en un comunicado de prensa: “Nos mantenemos junto a los manifestantes en la presión que ejercen sobre el Gobierno y las autoridades competentes para conseguir que se escuchen sus demandas”, y ha invitado a la población iraquí “a exigir sus derechos y a no permitir que la esencia de estas manifestaciones se vea afectada por infiltrados y saboteadores y evitar que se convierta esta situación en una cuestión política de los servicios de inteligencia internacionales”.

También ha invitado a “los intelectuales, los jurisconsultos, los representantes tribales y de clanes, los representantes populares y los dirigentes de las coaliciones que participan en estas movilizaciones a diferenciar entre “las manifestaciones legítimas de grupos de ciudadanos que reclaman legítimamente derechos y servicios legítimos” y “las de aquellas otras personas que sólo pretenden difamar, destruir y quemar mobiliario público”.

Categorías
IrakNoticiasOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines