Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El rey saudí: “No abandonaremos a Palestina”

El Rey de Arabia Saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud y el Príncipe Heredero Mohammed bin Salman Al Saud en Riad, Arabia Saudí el 13 de diciembre de 2017 [Bandar Algaloudl / Agencia Anadolu]

El rey saudí Salman Bin Abdulaziz ha prometido apoyar las demandas palestinas en el acuerdo de paz diseñado por EE.UU. y denominado “el acuerdo del siglo”

El monarca señaló ayer que Arabia Saudí no apoyaría ningún acuerdo de paz que no resolviera la cuestión del estatus de Jerusalén y del derecho de retorno. Estas declaraciones irían dirigidas a los aliados y vecinos árabes de Arabia Saudí, con el fin de tranquilizarles con respecto al apoyo a la postura palestina por parte de la monarquía del Golfo. Una de las especulaciones sobre el acuerdo de paz es que Arabia Saudí sería uno de sus mediadores clave, y que su postura frente a Israel se estaría relajando a iniciativa del príncipe heredero Mohammed Bin Salman.

“En Arabia Saudí es el rey el que decide sobre esta cuestión, no el príncipe heredero,” subrayó, sin embargo, un alto cargo diplomático en Riad en declaraciones a Reuters.

Leer más: Arabia Saudí inyecta dinero en el presupuesto de la ANP

Según han informado algunos medios, el rey Salmán también ha ofrecido garantías en privado al presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas, prometiéndole que “no les abandonarían”. “Aceptamos lo que vosotros aceptáis y rechazamos lo que vosotros rechazáis,” añadió el monarca, según el embajador palestino en Riad, Basem Al-Agha.

Según el embajador, la decisión del rey Salmán de bautizar la última conferencia de la Liga Árabe, celebrada en abril de este año, como “la Cumbre de Jerusalén”, y la donación de 200 millones de dólares en ayuda humanitaria a los palestinos, fueron mensajes de que “Jerusalén y los refugiados vuelven a estar sobre la mesa de negociación”. La semana pasada, Arabia Saudí ofreció otros 80 millones a la Autoridad Palestina, con el fin de reflejar “los sólidos lazos entre ambos gobiernos y la estrecha relación entre los líderes de ambos países”.

Las conjeturas sobre un posible cambio de la postura de Arabia Saudí se intensificaron en abril, cuando el príncipe heredero, en un encuentro con organizaciones judías estadounidenses, dijo que “es hora de que los palestinos acepten las propuestas y acepten sentarse a la mesa de negociación, o de que se callen y dejen de quejarse”. No era la primera vez que Bin Salman se expresaba de forma crítica con Palestina; ya en noviembre de 2017 había manifestado que Abbas debería respaldar el proceso de paz mediado por EE.UU. o dimitir.

Leer más: Palestina plantea la iniciativa china como alternativa al “acuerdo del siglo”

Los detalles del plan bautizado como “acuerdo del siglo” aún no han sido revelados. Algunas especulaciones sobre su contenido mencionan proyectos de infraestructuras en el Sinaí egipcio para proporcionar ayuda a la sitiada Franja de Gaza, entre ellos la construcción de un puerto, así como la propuesta de que la localidad de Abu Dis, en la gobernación de Jerusalén, se convierta en la capital del futuro estado palestino.

Es de esperar que el acuerdo esté escorado hacia el lado israelí; así lo creía un 44% de los israelíes según una encuesta realizada este mismo mes. Las autoridades palestinas han buscado alternativas, y un asesor de Abbas en asuntos internacionales, Nabil Shaath, ha destacado entre otras opciones una iniciativa de paz propuesta por China. Esta iniciativa establecería un estado palestino con las fronteras de 1967 y con su capital en Jerusalén Este, así como una cooperación en materia de seguridad con Israel.

En junio, el enviado estadounidense a Oriente Medio Jared Kushner se encontró con el primer ministro israelí Benyamin Netanyahu para discutir el “acuerdo del siglo”. Según un comunicado de la Casa Blanca, el gobierno de Donald Trump está decidido a “progresar en la paz”. Este mismo mes, sin embargo, fue revelado que Kushner, el yerno de Trump, carece de acceso a la información clasificada de más alto nivel, por lo que han surgido dudas sobre su capacidad para desempeñar su rol como enviado a Oriente Medio.

Leer más: Ni el “acuerdo del siglo” es nuevo ni la ANP es una víctima

Categorías
Arabia SauditaAsia y AméricaEEUUIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines