Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Somalia anuncia el primer juicio por mutilación genital femenina

El fiscal general de Somalia / [Halbeeg/Twitter]

El fiscal general de Somalia Ahmed Ali Dahir anunció ayer el primer juicio en la historia del país por un caso de mutilación genital femenina (FGM), después de la muerte de una niña de diez años.

Ifrah Ahmed, una experta en cuestiones de género, dijo que el fiscal general enviaría a un equipo de investigadores para averiguar más sobre la muerte de la niña, Deeqa, que se desangró después de que su madre la llevara a ser mutilada.

El anuncio se produjo en una conferencia sobre FGM a la que asistieron funcionarios del gobierno, líderes religiosos y periodistas, organizada por la Fundación Ifrah y por la Campaña Global para Poner Fin a la FGM.

Leer más: Encuesta: la mutilación genital femenina disminuye en el norte de Irak

“Estamos dispuestos a llevar el caso ante los tribunales,” manifestó el fiscal general, según los organizadores del evento.

Tras la muerte de Deeqa se han repetido los llamamientos para que Somalia apruebe una ley contra la mutilación genital femenina, que afecta al 98% de las mujeres del país –el porcentaje más alto del mundo según las Naciones Unidas-.

“Éste es un momento decisivo para Somalia,” apuntó el viceprimer ministro Mahdi Mohamed Gulaid en un vídeo publicado en Twitter.

La Constitución somalí prohíbe la FGM, pero los intentos para castigarla por ley se han visto obstaculizados por los diputados, temerosos de perder votos.

Leer más: La lucha de Egipto contra la mutilación genital femenina

Ahmed confirmó por teléfono desde Mogadiscio la noticia de que el fiscal general lanzaría una investigación. “Dijo que han abierto el caso en Mogadiscio y que investigarían lo sucedido y tratarían con los padres,” explicó Ahmed, cuya organización, la Fundación Ifrah, lucha para poner fin a la FGM en Somalia.

Los activistas que luchan contra la FGM en todo el mundo dieron la bienvenida a la noticia. “Esto es enorme,” dijo Nimco Ali, una activista británica de origen somalí.

A pesar de que Somalia no cuenta con una ley contra la FGM, la organización 28 Son Demasiadas sostiene que incluso el código penal del país sería suficiente para juzgar a los criminales, pues causar daños a otra persona está considerado un delito.

Muchas niñas en Somalia son sometidas a la forma más extrema de este antiguo ritual, en el que los genitales externos son extirpados y los labios de la vagina son cosidos dejando tan sólo una pequeña abertura.

El 14 de julio, la madre de Deeqa la llevó a una curandera tradicional en la región de Galmudug, y la pequeña murió en el hospital dos días más tarde.

En declaraciones a los medios, su padre defendió la práctica, diciendo que “Dios se había llevado” a su hija.

Mucha gente cree que el ritual forma parte importante de su tradición y defienden la práctica, aunque no es mencionada en ningún pasaje del Corán.

Leer más: Amnistía: La guerra de Yemen ha aumentado el matrimonio infantil

Categorías
ÁfricaNoticiasRegiónSomalia

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines