Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Las fuerzas de Assad ganan territorio a la oposición en el sur de Siria

Miembros de las milicias islamistas apoyadas por Turquía durante la “Operación Rama de Olivo” en el noroeste de la ciudad de Afrin en Rajo, Siria, el 18 de marzo de 2018 [Beha el Halebi / Agencia Anadolu]

El ejército sirio ha logrado importantes avances en su ofensiva en la provincia de Daraa, situada al sur del país, confiscando una parte de territorio de las fuerzas de la oposición después de días de intensos bombardeos aéreos.

Leer: Un UNHRC sin Estados Unidos: ¿se reconstruirá y endurecerá su postura respecto a Israel?

Las agencias de medios estatales y los observadores de guerra anunciaron a primera hora de la mañana que el régimen había capturado la ciudad de Busra Al-Harir y el área cercana de Laja. La ofensiva del gobierno de Assad apunta a controlar la región llamada del “Triángulo de la Muerte”, que conecta el campo meridional de Damasco con las provincias de Daraa y Quneitra.

La franja de territorio tomada por el régimen divide la zona controlada por la oposición, aislando a los soldados y combatientes en el norte de la provincia en las ciudades de Zubayr, Asim y Burj Janin. Los activistas locales han informado de una escalada de ataques desde la semana pasada, con más de 60 misiles disparados contra la ciudad de Daraa en 48 horas.

El conflicto que se lleva desarrollando en suelo sirio desde hace más de cinco años enfrenta a grupos locales, nacionales, así como fuerzas internacionales que pretenden imponer su hegemonía en la región.

La última victoria del régimen sirio se produce después de que Estados Unidos le advirtiera la semana pasada a los grupos opositores en el sur que no deberían esperar que el apoyo militar estadounidense los ayudara a resistir una gran ofensiva gubernamental. Si bien reconoció la amenaza de un ataque inminente, la declaración de Estados Unidos condenaba la escalada rusa y siria, pero no extendía ninguna oferta de ayuda.

“Nosotros en el gobierno de Estados Unidos entendemos las difíciles condiciones a las que se enfrentan y todavía aconsejamos a los rusos y al régimen sirio no emprender una medida militar que transgreda los límites la zona”, dijo el mensaje.

La región suroeste de Siria es estratégicamente sensible debido a su proximidad a las fronteras con Jordania y los Altos del Golán ocupados por Israel. Estados Unidos y Rusia acordaron el año pasado la implementación de una zona de “desescalada” en el área que ayudó a contener allí la violencia, aunque las violaciones fueron frecuentes.

La ONU ha advertido que una escalada en el sur de Siria podría tener repercusiones peligrosas para los aproximadamente 750.000 civiles que habitan el área controlada por los rebeldes. El asalto ya ha desplazado a miles de personas de sus hogares, con al menos 3.000 familias que se dirigen a la frontera jordana.

Amán ha expresado su preocupación por los recién llegados, anunciando ayer que el país no podría gestionar otra afluencia de refugiados. Hizo un llamamiento a la comunidad internacional para ayudar a lograr una resolución urgente del conflicto.

 

Categorías
Europa y RusiaNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioSiriaUN
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines