Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Siria se cuela como asunto central en las presidenciales turcas

Los refugiados sirios con sus pertenencias pasan por el paso fronterizo de Oncupinar para llegar a sus lugares de origen antes del Eid al-Adha en Kilis, Turquía, el 29 de agosto de 2017 [Ensar Özdemir /Agencia Anadolu]

Un centro de investigación libio ha explicado que la crisis en Siria es uno de los problemas más acuciantes en la política turca en este momento, según informa Quds Press. "Siria ha pasado de ser un asunto externo de un país vecino que requiere la participación de los políticos turcos a una cuestión importante en la política turca", asegura el Centro de Estudios Jusoor en su nuevo informe. Turquía, agrega el estudio, se ha convertido en "parte de la cirsis siria".

Los refugiados sirios han estado llegando a Turquía desde el comienzo de la actual crisis a mediados de 2011. Este mes el número de refugiados registrados en Turquía por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ascendía a más de 3.5 millones, convirtiendo a Turquía en la principal nación receptora de refugiados del mundo, no sólo cuenta con el mayor número de refugiados sirios sino también con la mayor comunidad de sirios fuera de Siria que hay en cualquier parte del mundo.

Según el informe Jusoor, estas estadísticas no incluyen a los sirios que viven en Turquía con residencia normal y los que no están registrados con el ACNUR. Esto significa que la cantidad de sirios en Turquía podría rondar los cinco millones.

Leer: Más de 1,3 millones de refugiados se benefician de las tarjetas de la Media Luna Roja turca

"El gobierno turco no súlo ha abierto sus puertas a los refugiados", señaló Jusoor, "sino que también les ha brindado un apoyo generoso". A diferencia de otros países receptores, Turquía no empuja a los refugiados sirios a los campamentos; proporciona ayuda humanitaria y no depende del apoyo ofrecido por las organizaciones internacionales".

Como era de esperar, la crisis siria ha sido abordada muchas veces por los políticos turcos, especialmente durante las campañas electorales. Varios partidos de la oposición, especialmente el Partido Republicano del Pueblo -de tendencia secularista socialdemócrata-, han sido críticos con la gestión de Erdogán del asunto de los refugiados, pidiendo el fin del apoyo a los grupos de oposición sirios y la normalización de las relaciones con el régimen del presidente Bashar Al-Assad. El jefe del partido Yurt Partisi, Doğu Perinçek, también ha pedido mejorar las relaciones con el régimen sirio, y expresó su disposición a recibir a Al-Assad en Ankara si gana las elecciones.

Si bien los asuntos relacionados con Siria se han cubierto en los discursos électorales del actual presidente Recep Tayyip Erdogan, han estado notablemente ausentes en los de los otros candidatos presidenciales.

El Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan durante la Conferencia de la Cumbre Extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) en el Centro de Congresos de Estambul, Turquía el 18 de mayo de 2018 [Berk Özkan / Agencia Anadolu]

Muharrem İnce, el candidato del Partido Republicano Popular en la carrera presidencial, ha pedido repetidas veces que se envíe de vuelta a los refugiados sirios a su país y que Turquía cierre sus fronteras y no acepte más entradas, actitud que ha reafirmado durante la campaña electoral en curso.

Opiniones similares han sido expresadas por la candidata del Partido İyi, Meral Akşener, que prometió repatriar a los refugiados dentro de un año si se convierte en presidenta de Turquía.

Temel Karamollaoğlu de Saadet Partisi, mientras tanto, ha evitado por completo hablar sobre la situación de los refugiados. Su única referencia al papel de Turquía en el tema sirio ha sido criticar lo que dice que es su parte en "servir al proyecto imperialista" en Siria y otros países.

El ex líder del Partido Democrático Popular, izquierdista y pro-kurdo, Selahattin Demirtaş, es un candidato presidencial, pero actualmente está en prisión. Como tal, no ha podido abordar el problema de Siria en ningún discurso o entrevista.

El informe Jusoor señala que Siria se ha convertido en un asunto central de las preocupaciones políticas de Turquía, algo que es poco probable que cambie, independientemente de quién gane las elecciones presidenciales, dada la gran cantidad de refugiados en el país. También se debe considerar la responsabilidad de Turquía en las áreas de Siria donde tiene tropas desplegadas, y en Idlib, donde actúa como observador. Esto se suma al hecho de que las áreas kurdo-sirias fronterizas con Turquía tienen zonas de autogestión que representan una amenaza directa para la seguridad. Ankara también se ha convertido en un socio clave en el proceso de paz sirio en Astana, y es el último defensor internacional de la oposición siria.

La elección presidencial se realizará el domingo 24 de junio; al electorado también se le pedirá que vote por los candidatos parlamentarios. Aunque estaban programadas para noviembre de 2019, el presidente Erdoğan anunció en abril que las elecciones se realizarían antes debido a la gravedad de los problemas a los que se enfrenta el país. Los críticos dicen que quería capitalizar los éxitos del ejército turco en Siria. La votación de los ciudadanos turcos que viven en el extranjero comenzó la semana pasada.

Las elecciones pueden ser la más importantes en la historia moderna de Turquía, ya que el nuevo presidente gobernará de acuerdo con los poderes que le fueron otorgados en el referéndum que tuvo lugar en abril del año pasado. El gobierno posterior a las elecciones, con el sistema presidencialista ya en vigor, será muy diferente de los regímenes anteriores desde la fundación de la República de Turquía en 1923.

Leer: El referéndum constitucional de Turquía: Lo que hay que saber

Según la lista aprobada por el Tribunal Supremo el 13 de mayo, seis candidatos se presentan a la presidencia: Recep Tayyip Erdoğan, actual presidente y jefe del Partido Justicia y Desarrollo; Muharrem İnce, jefe del Partido Republicano del Pueblo; Meral Akşener, líder de İyi Party; Selahattin Demirtaş, ex jefe del Partido Democrático de los Pueblos; Temel Karamollaoğlu, de Saadet Partisi; y Doğu Perinçek, del Yurt Partisi.

 

 

 

Categorías
Europa y RusiaNoticiasOriente MedioRegiónTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines