Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Los estados del Golfo inyectarán 2.500 millones de dólares a Jordania para frenar las protestas

El Rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud se reúne con el rey jordano Abdullah II durante una cumbre para discutir formas de aliviar la actual crisis económica en Jordania, el 11 de junio de 2018 en La Meca, Arabia Saudí [Bandar Algaloud / Agencia Anadolu]

Arabia Saudí, Kuwait y Emiratos Arabes Unidos prometieron ayer donar 2.500 millones de dólares de ayuda a Jordania, según reza una declaración conjunta de los estados del Golfo Pérsico, tras la serie de protestas masivas en el país provocadas por las medidas de austeridad implementadas por el gobierno, informó Reuters.

El aumento de los precios y los recortes de subsidios empujaron a miles de jordanos a salir a las calles la semana pasada en contra de las políticas económicas del gobierno. Las extrañas y pacíficas protestas llevaron al rey Abdullah a disolver el gobierno y nombrar un nuevo primer ministro, cuya primera promesa fue suspender los polémicos aumentos de impuestos.

Leer: Abajo el gobierno: Protestas en Jordania contra la nueva ley de impuestos

Otras monarquías están preocupadas de que los disturbios en el aliado de Estados Unidos puedan extenderse a toda la región, donde otros países como Bahréin y Egipto se han enfrentado a desafíos similares.

Los tres ricos estados del Golfo dijeron que Jordania recibiría 2.500 millones de dólares de ayuda para capear la crisis económica y política.

El paquete incluye un depósito en el banco central de Jordania, garantías ante el Banco Mundial, apoyo presupuestario anual por cinco años y proyectos de desarrollo, agregó la declaración de la agencia estatal de noticias saudí, SPA.

La decisión fue tomada en la Ciudad de La Meca en Arabia Saudí, donde el rey Salman celebra una cumbre con el rey jordano Abdullah, el emir de Kuwait, el jeque Sabah Al-Ahmad Al Jaber Al Sabah y el vicepresidente de EAU, el jeque Mohammed Bin Rashed.

Jordania está impulsando las medidas de consolidación fiscal requeridas por un programa de financiación del FMI, que incluye aumentos de impuestos y recortes de subsidios que han afectado a las familias más pobres y de clase media.

El nuevo primer ministro de Jordania, Omar Al-Razzaz, dijo el jueves que retiraría la propuesta de ley de impuestos a la renta, cediendo ante una demanda clave de los manifestantes.

Las protestas más grandes llevadas a cabo en Jordania en muchos años  comenzaron hace ocho días en contra de las medidas impulsadas por el Fondo Monetario Internacional para reducir la gran deuda pública del país.

Leer: Las lecciones políticas y culturales del movimiento popular jordano

 

 

 

Categorías
JordánNoticiasOriente MedioRegión