Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Assad niega que Rusia tome las decisiones por él

El presidente sirio Bashar Al-Assad [En.kremlin.ru]

El presidente sirio, Bashar al-Assad, ha negado en una entrevista publicada el domingo por los medios estatales que Rusia, su aliado militar, tomara las decisiones por él en el país que dirige, pero confesó que es natural que se produzcan diferencias de opinión entre los aliados.

En una entrevista con el periódico británico The Mail, reproducida en su totalidad por la agencia de noticias estatal siria SANA, Assad respondía así a una pregunta sobre si Moscú controla las acciones diplomáticas y militares de Siria.

"Ellos (los rusos) nunca, durante nuestra relación, han intentado dictarnos lo que debemos hacer, incluso si hay diferencias", dijo, de acuerdo con la transcripción de la entrevista de SANA.

"Es normal que haya diferencias entre las distintas partes, ya sea dentro de nuestro gobierno u otros gobiernos; Rusia-Siria, Siria-Irán, Irán-Rusia, e incluso dentro de estos gobiernos, eso es muy natural, pero al final la única decisión sobre lo que está pasando en Siria y lo que va a suceder, es una decisión que corresponde a los sirios y su gobierno", dijo Assad.

El apoyo iraní y ruso ha sido fundamental para el avance bélico de Assad, pero las diferentes agendas de los aliados de Assad en Siria se han vuelto más evidentes en los últimos tiempos, con Israel presionando a Rusia para asegurarse de que Irán y sus aliados no afiancen su dominio militar en el país.

Reuters informó el martes de que un despliegue de tropas rusas en Siria, cerca de la frontera libanesa, había causado fricciones con las fuerzas respaldadas por Irán, en lo que parecía ser un caso de falta de coordinación de Rusia con los aliados de Assad respaldados por Irán.

Recientes llamamientos rusos para que todas las fuerzas no sirias salgan del sur de Siria han sido vistas como dirigidas en parte a Irán, además de las fuerzas estadounidenses basadas en el área de Tanf en la frontera sirio-iraquí.

Leer: Putin: “Nuestras operaciones en Siria son una oportunidad única para entrenar a nuestras tropas”

En la entrevista, Assad también dijo que espera que la guerra en su país termine en "menos de un año" y reafirmó su objetivo de recuperar "cada centímetro" de Siria.

El presidente denunció que la participación de potencias extranjeras como Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia estaba prolongando el conflicto y había ralentizado la resolución de la situación en las áreas del sudoeste de Siria controladas por los rebeldes.

En los últimos meses, el gobierno sirio y las fuerzas aliadas han recuperado la última zona de oposición sitiada en Siria, al norte de Homs, y han aplastado los últimos focos rebeldes cerca de la capital.

Damasco ahora ha puesto la mira en las partes del suroeste de Siria controladas por la oposición, que limita con Israel y Jordania.

"Estábamos a punto de lograr la reconciliación en la parte sur de Siria hace solo dos semanas, pero Occidente intervino y les pidió a los terroristas que no siguieran este camino para prolongar el conflicto sirio", dijo Assad. El gobierno sirio considera "terroristas" a todos los grupos rebeldes que operan en la zona.

Estados Unidos quiere preservar la zona de "desescalada" acordada el año pasado con Rusia y Jordania, que ha conseguido contener los combates en ese área.

 

Categorías
NoticiasOriente MedioRegiónSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines