Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Trump aprende por las malas que Asia Oriental no es Oriente Medio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante su primer informe sobre el estado de la Unión en el Congreso, Washington, el 30 de enero de 2018. ( Samuel Corum - Anadolu Agency )

No soy conocido por hacer muchos comentarios sobre Asia oriental; simplemente no es “mi” región. Sin embargo, ocasionalmente se presentan momentos donde uno puede compartir discusiones cercanas e informativas con expertos de diversas partes del mundo. Hace poco pude compartir uno de esos momentos con un experto procedente de Asia Oriental, y es la razón por la cual este artículo busca yuxtaponer la política del presidente estadounidense Donald Trump en Oriente Medio con la que practica allí. 

La reunión precipitadamente organizada que estaba programada para el 12 de junio entre Trump y el presidente norcoreano Kim Jong-un ha sido cancelada. Trump hizo el anuncio sorpresa el 24 de mayo después de meses de diálogo político positivo entre los EE. UU., Corea del Norte y Corea del Sur. La conversación fue iniciada en parte por la elección del presidente surcoreano Moon Jae-In el año pasado, cuya campaña giró en torno a su deseo de lograr la paz con Corea del Norte.

La firma de la Declaración de Panmunjom el 27 de abril por los presidentes Moon y Kim marcó un hito en el proceso. Acordaron poner fin a las hostilidades y prometieron continuar las conversaciones multilaterales para formalizar un tratado de paz dentro de un año. Las reuniones cara a cara entre los líderes de las dos Coreas precedieron a la declaración, y su apretón de manos histórico en la zona desmilitarizada en la frontera de Corea del Norte y Corea del Sur fue seguido por otro momento memorable cuando el Secretario de Estado Mike Pompeo se reunió con Kim en el la capital de Corea del Norte, Pyongyang. Pompeo también garantizó la liberación de tres ciudadanos estadounidenses encarcelados en Corea del Norte. Tony Kim y Kim Hak-Song fueron arrestados hace aproximadamente un año, y Kim Dong Chul lleva detenido desde 2015. Todos fueron acusados de actividades contra Corea del Norte.

Leer: Lo que el Golfo puede aprender del apretón de manos coreano


Por un tiempo todo parecía ir bien, pero los que conocen el tema argumentan que la cumbre planificada estaba condenada desde el principio porque los planes se hicieron a toda prisa y no siguieron los protocolos necesarios para garantizar una reunión exitosa. Además, poco después del anuncio de la cumbre el 8 de marzo, surgieron informes de que Trump había pasado por alto a su entonces Secretario de Estado, Rex Tillerson, al tomar la decisión. Tillerson no estaba convencido de que fuera el momento adecuado para la reunión. “Rex Tillerson dijo, menos de un día antes del anuncio, que las condiciones aún no estaban maduras para las negociaciones con Corea del Norte”, informó CNN. Tillerson fue despedido el 30 de marzo.

También hubo informes que sugieren que Trump se precipitó y sorprendió a todas las partes involucradas, en particular a Corea del Norte y su mayor aliada y poderosa vecina, China. Según Business Reporter, el presidente de los EE. UU. Supuestamente aceptó reunirse con Kim Jong-Un inmediatamente después de que los funcionarios surcoreanos mencionaran la idea durante su visita a la Casa Blanca el 8 de marzo.

Las grietas en la posibilidad de una cumbre exitosa comenzaron a mostrarse cuando China “convocó” a Kim Jong-Un a Pekín para una reunión con el presidente Xi Jinping el 25 de marzo. La reunión se realizó con intención de poner freno a Corea del Norte. De esto surgió la pregunta: ¿Cómo podría Kim permitir un anuncio público de tal importancia sin consultar a China? Desconocido para los chinos en ese momento, Corea del Norte ni siquiera fue consultada sobre la cumbre o el calendario propuesto. La reunión de Pekín también tenía como propósito quitar el foco mediático de Trump, quien se había lanzado en una tirada de relaciones públicas sobre su gran logro político en el proceso.

De hecho, la reunión de Pekín fue una llamada de atención para Trump que destacó un hecho importante; El este de Asia no es Oriente Medio. Su política es totalmente diferente a la de esa región; que como un observador local me dijo en confianza, es “donde Trump ha hecho lo que le ha dado la gana desde su elección”. Allí hay figuras políticas que son clave para el éxito de las intervenciones externas. A diferencia de Oriente Medio, que incluye varios estados clientes de Estados Unidos (Egipto, Jordania, Israel, por ejemplo), el este de Asia tiene fuertes estados independientes que no comparten el tipo de pensamiento en bloque inducido por la política exterior de enorme capacidad de financiación de Washington.

Además, añadió mi contacto, “China no es Arabia Saudí, no bailará al son de EE. UU. cada vez que suene la música”. Pekín nunca permitirá que EE. UU. Le arrebate un momento tan histórico. Si se quiere lograr una paz entre las dos Coreas, ésta debe ser facilitada por China. Los chinos nunca permitirán que un presidente estadounidense se deleite en la gloria en su región, algo que los Estados Unidos deberían haber sabido de antemano. En el mejor de los casos, China podría permitir que las dos Coreas lleven el proceso ellos mismos, sin la participación de los estadounidenses.

Washington siempre ha involucrado a los poderes regionales cuando se trata del tema Israel-Palestina; Egipto, Jordania y, más recientemente, Arabia Saudí han formado parte del proceso de paz. ¿Por qué, entonces, pensó Donald Trump que podría lograr tal movimiento histórico en Corea sin involucrar, en privado y públicamente, a la principal potencia regional, China? Fue un error de cálculo que desde el principio se veía que tendría consecuencias negativas..

Quizás lo más importante es que Corea del Norte es una baza muy importante para China. La amenaza nuclear de Kim para la región y, de hecho, para el mundo, hace que China sea más importante en la política mundial. Es el único país en el que puede frenar al líder norcoreano, y nunca renunciará a tal influencia.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaBlogsBlogs- PolíticaChinaCorea del NorteCorea del SurRegiónReportajes y AnálisisUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba