Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El clérigo iraquí al-Sadr se propone como mediador entre Riad y Teherán

Pie de foto: El clérigo chií iraquí y líder de la oposición Muqtada al-Sadr [Foto de archivo]

El prominente clérigo chií iraquí y líder de la oposición, Muqtada al-Sadr, ha declarado su voluntad de mediar entre Arabia Saudí e Irán en aras de mitigar las tensiones entre las dos potencias regionales.

La oferta se dió mediante un comunicado emitido el martes por la oficina de al-Sadr en respuesta a preguntas sobre la posibilidad de un proceso de “reconciliación” entre Irán y Arabia Saudí bajo mediación de Iraq.

Las actuales tensiones entre Irán y Arabia Saudí – Cartoon [Sabaaneh / MiddleEastMonitor]

“Las tensiones políticas entre la República Islámica de [Irán] y Arabia Saudí tienen un impacto negativo en Iraq”, según afirmaba al-Sadr en el comunicado.

Continúa expresando su disposición a mediar entre Riad y Teherán “con miras a resolver gradualmente sus diferencias pendientes, en beneficio de Iraq en particular y de la región en general”.

El bloque Ahrar de Al-Sadr tiene 34 de los 328 escaños en el parlamento iraquí. Sin embargo, no ha tenido representación en el gobierno actual de Iraq ya que los ministros afiliados a Ahrar dimitieron colectivamente a mediados de 2016.

En declaraciones realizadas a la Agencia Anadolu, una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores iraquí se apresuró a señalar que Bagdad mantiene “buenas relaciones con Irán, Arabia Saudí y con todos los estados de la región”.

Hablando de forma anónima debido a las restricciones para hablar con los medios, la fuente agregó: “Si existe la posibilidad de una intervención positiva para reducir las tensiones entre los dos países, Iraq no dudará en llevarla a cabo”.

En comentarios citados por The Wall Street Journal a finales del mes pasado, el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman pidió que se vuelvan a imponer sanciones a Irán “para crear más presión” sobre el gobierno de Teherán.

“Tenemos que tener éxito para evitar el conflicto militar”, dijo. “Si no tenemos éxito en lo que estamos tratando de hacer, es probable que tengamos una guerra con Irán en 10 o 15 años”.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Bahram Qasimi, respondió el sábado a bin Salman diciendo: “Parece que la sed de poder del príncipe de la corona saudí ha cruzado la frontera y se ha convertido en una enfermedad crónica”.

Leer: Al Dawri aparece de nuevo amenazando a Bagdad y advirtiendo al Golfo de una conspiración

Categorías
Arabia SauditaIrakIránNoticiasOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba