Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ascenso de Pompeo profundiza la incertidumbre entorno al acuerdo nuclear con Irán

El Director de la CIA y firme candidato para ser el nuevo Secretario de Estado, Michael Pompeo [Gage Skidmore / Wikipedia]

No está claro cómo el nombramiento de Mike Pompeo como Secretario de Estado de EEUU podría afectar el acuerdo nuclear con Irán, dado que solo hay una voz que cuenta en la administración del presidente Donald Trump: la suya.

Reuters informa de que la elección de Trump del director de la CIA para reemplazar a Rex Tillerson significa que un halcón que se opuso ferozmente al pacto de 2015 como miembro del Congreso ahora estará a cargo de la diplomacia de EEUU.

Antiguos funcionarios estadounidenses y europeos que actualmente prestan servicios no han podido aún evaluar cómo el cambio afectaría a las negociaciones entre Estados Unidos y las tres potencias europeas, Gran Bretaña, Francia y Alemania, que también forman parte del acuerdo.

Algunos dijeron que Washington podría tomar una línea más dura bajo Pompeo y que los europeos podrían estar bajo más presión para ofrecer concesiones, mientras que otros sugirieron que sus puntos de vista sobre el acuerdo han evolucionado y que él podría estar mejor ubicado para influenciar a Trump para mantenerlo en vigor.

Funcionarios estadounidenses, británicos, franceses y alemanes se reunirán el jueves en Berlín.

"Cualquier funcionario que negocie en este momento con los europeos recibirá un conjunto de exigencias mucho más agresivas de parte de Pompeo", opina Richard Nephew, ex funcionario de la Casa Blanca y del Departamento de Estado que trabajó en Irán con la administración Obama.

"Las probabilidades de que se les ocurra un compromiso serio para mayo se han ampliado mucho más", agregó.

Trump destacó el martes el acuerdo nuclear con Irán como una de las principales diferencias que tuvo con Tillerson.

"Creo que es terrible, y creo que él (Tillerson) piensa que estaba bien", dijo Trump.

Trump entregó un ultimátum a las potencias europeas el pasado 12 de enero, diciendo que debían aceptar "arreglar los terribles defectos del acuerdo nuclear con Irán" o que se negaría a extender el alivio de las sanciones contra Irán, tal y como le exigían. Las sanciones de EEUU se reanudarán a menos que Trump emita nuevas "exenciones" para suspenderlas el 12 de mayo.

La clave del pacto de julio de 2015 entre Irán y las seis grandes potencias -Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos- era que Irán restringiría su programa nuclear a cambio del alivio de las sanciones que han paralizado su economía.

Leer: El presidente iraní se compromete a cumplir con los compromisos del Acuerdo Nuclear

Trump ve tres defectos en el trato: su fracaso a la hora de abordar el programa de misiles balísticos de Irán; los términos bajo los cuales los inspectores internacionales pueden visitar las instalaciones nucleares iraníes sospechosas; y cláusulas de "extinción" bajo las cuales los límites del programa nuclear iraní comienzan a expirar después de 10 años. Él quiere que las tres partes se fortalezcan si Estados Unidos va a permanecer en el acuerdo.

En un cable filtrado el 13 de enero, el Departamento de Estado esbozaba un camino por el cual los tres aliados europeos simplemente se comprometerían a tratar de mejorar el acuerdo en el futuro a cambio de que Trump mantuviera el pacto vigente renovando las sanciones en mayo.

Otros funcionarios europeos y ex funcionarios estadounidenses dijeron que el ascenso de Pompeo, si finalmente es confirmado como secretario de Estado por el Senado, podría tener un efecto más ambiguo en las negociaciones y que, en cualquier caso, las opiniones de Trump son primordiales.

"Todo nuestro trabajo está encaminado a entregar un paquete creíble que se pueda vender a Trump", dijo un diplomático europeo bajo condición de anonimato. "Él es lo que importa aquí".

Si bien Pompeo como congresista fue un feroz crítico del acuerdo, denominado Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), suavizó sus opiniones al testificar ante el Congreso en enero de 2017 para solicitar la confirmación como director de la CIA.

"Pompeo era un halcón entorno a Irán. Sin embargo, tengo entendido que no quiere que el trato desaparezca", dijo un ex alto funcionario estadounidense. "La gente no debe sacar conclusiones precipitadas".

Muchos de los principales asesores de seguridad nacional de Trump, como Tillerson, han argumentado que Estados Unidos está mejor con el acuerdo nuclear de Irán que sin él. Esa postura fue adoptada el martes por el general estadounidense que encabeza el comando militar estadounidense responsable de Oriente Medio y Asia Central.

Ex funcionarios estadounidenses sugirieron que, cuando la administración se acerque a la cumbre planeada con el líder norcoreano Kim Jong Un sobre el programa nuclear de Pyongyang, podría reconsiderar su postura sobre el acuerdo con Irán.

Leer: ¿Está Trump acertando con Corea del Norte e Irán?

Los diplomáticos europeos vieron alguna posibilidad de que Pompeo tenga más influencia sobre Trump que Tillerson, quien se enemistó con el presidente de EEUU, al parecer calificándolo de "imbécil" y que discrepó con Trump sobre Irán y otros asuntos.

"Si Pompeo es tan agresivo, entonces en realidad no es más que la afirmación de las políticas de Trump. Es la línea de Trump", dijo otro diplomático europeo. "Con suerte tendrá el mandato que Tillerson no tenía".

 

Categorías
Asia y AméricaIránNoticiasOriente MedioRegiónUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines