Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Prisioneros palestinos en huelga

Las fuerzas de seguridad israelíes arrestan a un manifestante palestino, durante una manifestación en apoyo a los prisioneros palestinos en huelga de hambre, retenidos en cárceles israelíes de Cisjordania, 25 de mayo de 2017 [Agencia Nedal Eshtayah / Anadolu]

Los prisioneros palestinos bajo detención administrativa, de las cárceles israelíes, continúan su boicot a los tribunales israelíes. Ayer cumplieron 19 días de huelga, informó el domingo Quds Press.

Los prisioneros comenzaron la huelga en protesta por la detención ilegal, así como también debido al creciente uso de órdenes de detención administrativa.

En una declaración previa, Quds Press informó que los prisioneros declararon que el boicot a los tribunales es la piedra angular de sus esfuerzos para enfrentar las políticas “opresivas” israelíes.

“Este es el preludio para el boicot total a todos los tribunales israelíes”, declararon en el comunicado, haciendo un llamamiento sobre las detenciones administrativas de la Corte Penal Internacional (CPI).

“El sistema judicial israelí siempre intenta embellecer la cara de la ocupación, que continúa convirtiendo a los prisioneros palestinos en detenidos administrativos arbitrarios”, declararon, subrayando que todos los tribunales israelíes, incluido el Tribunal Supremo, adoptan las recomendaciones de las agencias israelíes de inteligencia.

Leer: Israel mata a un palestino horas después de arrestarlo

Actualmente hay alrededor de 500 prisioneros palestinos bajo arresto administrativo, han declarado grupos de derechos humanos.

Mientras tanto, el preso Amer Asaad, de 35 años, ha estado en huelga de hambre durante 19 días consecutivos, en protesta por las malas condiciones de su detención.

El hombre de 35 años, que es de Kafr Kanna, en Israel, fue detenido en 2012 y sentenciado a seis años y medio de cárcel. Ha estado detenido en la prisión de Ramleh y se espera que sea liberado en junio.

Declaró que no tienen en cuenta su discapacidad ni le proporcionan instalaciones higiénicas adecuadas. Las autoridades penitenciarias, declaró, se niegan a trasladarlo a la única sección de la prisión que tiene puertas lo suficientemente anchas para su silla de ruedas.

 

 

 

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina