Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Quién ordenó a las fuerzas de EE.UU. asesinar a 400 sirios?

Soldados rusos [Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia / Wikipedia]

Estados Unidos aún no está seguro de quién dirigió el ataque del 7 de febrero en Siria contra las fuerzas respaldadas por Estados Unidos y contra tropas propias del estado norteamericano, según dijo el sábado su secretario de Defensa, Jim Mattis, aunque reconoció que había involucrados contratistas civiles rusos.

Reuters informó de que entorno a unos 300 hombres que trabajaban para una empresa militar privada rusa vinculada al Kremlin murieron o resultaron heridos en Siria.

Estados Unidos ha estimado que unas 100 fuerzas pro-sirias del gobierno fueron asesinadas por los ataques realizados por EE.UU. para repeler el ataque del 7 de febrero.

Funcionarios militares rusos le dijeron a Estados Unidos durante el incidente que Moscú no estaba involucrada. El Pentágono se negó a realizar comentarios sobre la composición exacta de las fuerzas atacantes y Mattis no pudo explicar el incidente 10 días después.

"Todavía no puedo darte más información sobre por qué harían esto. Pero fueron mandados por alguien", le dijo Mattis a los periodistas que volvían a Washington con él tras un viaje por Europa, según una transcripción del Pentágono.

"¿Fue por la dirección local? ¿Fue de fuentes externas? No me preguntes No lo sé."

Mattis dijo que "entendió" que Moscú hubiera reconocido que los contratistas estaban involucrados, sin dar más detalles sobre si esa comprensión provino de informes de prensa. Las autoridades rusas han dicho a los periodistas que cinco ciudadanos rusos pueden haber muerto en enfrentamientos con las fuerzas de la coalición encabezada por Estados Unidos.

Aún así, las autoridades rusas niegan que desplieguen contratistas militares privados en Siria, diciendo que la única presencia militar de Moscú es una campaña de ataques aéreos, una base naval, instructores militares que entrenan a las fuerzas sirias y un número limitado de tropas de las fuerzas especiales.

Pero según personas familiarizadas con el despliegue, Rusia está utilizando grandes cantidades de contratistas en Siria porque eso le permite a Moscú poner más botas en el terreno sin arriesgarse a desplegar soldados regulares cuyas muertes deben ser contabilizadas.

Los contratistas, en su mayoría exmilitares, llevan a cabo las misiones que les asignaron los militares rusos, según dijeron las personas familiarizadas con el despliegue. La mayoría son ciudadanos rusos, aunque algunos tienen pasaportes ucranianos y serbios.

Estados Unidos y Rusia, al tiempo que respaldan a lados opuestos en el conflicto de Siria, se han esforzado para asegurarse de que sus fuerzas no choquen accidentalmente. Pero la presencia de los contratistas rusos agrega un elemento de impredecibilidad.

El ejército estadounidense ha dicho que en su esfuerzo por repeler el ataque el 7 de febrero, las fuerzas estadounidenses sobre el terreno pidieron ataques de la coalición durante más de tres horas, involucrando aviones de combate F-15E, aviones no tripulados MQ-9, bombarderos B-52, AC -130 helicópteros artillados y AH-64 Apache.

El ejército de Estados Unidos ha dicho que las fuerzas atacantes se hallaban alineadas con el gobierno sirio y que estaban respaldadas por artillería, tanques, sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple y morteros.

"Dudo que 257 personas simplemente decidan por sí mismas cómo cruzar el río en territorio enemigo y comenzar a bombardear una ubicación y maniobrar tanques contra ella", dijo Mattis.

"Así que pase lo que pase, trataremos de resolverlo. Trabajaremos, obviamente, con cualquiera que pueda responder a esa pregunta, pero no puedo hacerlo en este momento".

Leer: Israel seguirá realizando incursiones en Siria

Categorías
Asia y AméricaNoticiasOriente MedioSiriaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines