Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Controversia por la no participación del representante de Irán en la votación de una resolución de la ONU contra Myanmar

Diputados y académicos iraníes han criticado la no participación del representante de su país en la votación de una resolución que pide a Myanmar que ponga fin a su campaña militar contra la minoría Rohingya
Musulmanes rohingya que huyen de las operaciones militares en la región de Rakhine, en Myanmar, hacen cola para recibir ayuda humanitaria en el campo de refugiados de Cox Bazar, en la frontera de Bangladesh, el 20 de septiembre de 2017 [Safvan Allahverdi / Anadolu Agency]


Parlamentarios y académicos iraníes han criticado la no participación de su representante en la votación de una resolución de la ONU aprobada el lunes pasado en la que se llamaba a Myanmar a poner fin a su campaña militar contra la minoría musulmana Rohingya en la provincia de Arakan.

El parlamentario iraní Qasim Mirzai, ha afirmado en declaraciones al "Iranian Parliament News" que presentó una pregunta parlamentaria ante el Consejo de la Shura (parlamento iraní) para que se aclare por qué el representante de Irán no asistió a la sesión de la Asamblea General de la ONU durante la votación del proyecto de resolución.

Mirzai comparó lo que el gobierno de Myanmar está haciendo con los musulmanes rohingya con lo que la organización terrorista Daesh hace con la población musulmana, y criticó la falta de una reacción global a lo que está haciendo este gobierno contra los musulmanes rohingya mientras sí se condenan las acciones del grupo terrorista.

Por su parte, Sadiq Zibakalam, profesor de la Universidad de Teherán, describía en su cuenta en la red social Instagram la ausencia del representante de Irán en la reunión de la Asamblea General sobre los crímenes sufridos por la minoría rohingya "desafortunada e ilógica."


Y en una carta abierta dirigida al ministro de Asuntos Exteriores iraní, Javad Zarif, exigía que el representante iraní aclarara las razones por las que no estuvo presente en la sesión de la ONU en la que se condenaron las acciones del gobierno de Myanmar, cuando Irán se proclama a sí mismo como "el defensor de los musulmanes".

El portavoz del ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qaasmi, dijo en declaraciones previas que la no participación del representante de su país se debió a razones "técnicas", subrayando que su país apoyó el “sí” al proyecto de resolución a través de un documento oficial presentado a las Naciones Unidas.

El lunes pasado la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por una mayoría de 122 votos un proyecto de resolución que pide a Myanmar que ponga fin a su campaña militar contra la minoría musulmana rohingya.

Leer: “Menciona la palabra”: En qué consiste realmente el conflicto de los rohinyá


De los 193 estados miembros de la ONU 122 países votaron a favor de la resolución y 10 en contra. Entre estos últimos se encontraban Rusia, China y Siria. Otros 24 países se abstuvieron, y 37 estuvieron ausentes.

El proyecto de resolución, que fue presentado por la Organización de Cooperación Islámica, insta a Myanmar a que ponga fin a su campaña militar contra la minoría rohingya y pide al Secretario General de las Naciones Unidas que nombre un enviado especial para Myanmar.

Desde el 25 de agosto de 2017, la violencia en la provincia de Arakan ha obligado a más de 600,000 refugiados Rohingya a refugiarse en Bangladesh, según datos de la ONU.

Categorías
IránNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioRegiónUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines