Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Si Jerusalén es la capital de Israel, Washington es la capital de Bolivia

Musulmanes indonesios realizan una protesta frente a la oficina del embajador de Estados Unidos en Indonesia contra el anuncio del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, en Yakarta el 8 de diciembre de 2017 [Dasril Roszandi / Agencia Anadolu]

Hace poco, Trump declaró a Jerusalén como la capital de Israel. Los bolivianos tienen mucho más derecho moral a proclamar a Washington como su capital que los sionistas a declarar Jerusalén como la suya. Al fin y al cabo, los parientes ancestrales del pueblo indígena de Bolivia vivieron relativamente cerca en la localización de Washington DC antes de que éste fuese expulsado y asesinado por los antecesores de los actuales ocupantes en el siglo XVI.

Leer: Una delegación palestina es retenida en una isla caribeña

Los palestinos inocentes están pagando por los crímenes de Alemania (Hitler) al haberles impuesto el Estado de Israel las Naciones Unidas en 1947, a pesar de llevar ocupando el territorio de Palestina durante unos 2.000 y protegiendo los lugares sagrados de Jerusalén durante todo este tiempo. Ahora, o viven en la prisión de bombas que es Gaza, o viven en Bantustans bajo la ocupación militar sionista en Cisjordania, o, desde 1948, languideciendo en campamentos de refugiados desgraciados en los países vecinos, o viviendo como ciudadanos de segunda clase en el Estado de apartheid de Israel. Moralmente, el Estado de Israel, si se estableciera en algún lado, debería ser en Italia o Alemania – o incluso en Inglaterra, dada la sórdida Declaración de Balfour.

La declaración de Jerusalén como capital del Estado de Israel de Trump es una violación de la ley internacional.

Desde la Resolución de Partición 181 de la ONU de 1947 hasta el presente, han existido varias resoluciones que declaran que Jerusalén está o bajo control internacional o, en efecto, dividido entre los Estados palestino e israelí. Israel ocupó y saqueó Jerusalén Este en la guerra de 1967, y, desde entonces, lo ha anexionado ilegalmente denegando a sus residentes árabes permisos de construcción, mientras que les permite esto a miles de sionistas, rompiendo abiertamente la Cuarta Convención de Ginebra de 1949, que prohíbe a los países que desplacen a las poblaciones a territorios ocupados en una guerra. El Artículo 49 (6) de la Convención establece: “El Poder Ocupante no deportará o transferirá partes de su propia población civil al territorio que ocupa”.

La declaración de Trump supone una distracción conveniente para sus enemigos domésticos y también para Netanyahu, que se enfrenta a alegaciones de corrupción, pero, según la Liga Árabe, es “oxígeno y nutrientes para los terroristas.” Estos sentimientos también los pusieron de manifiesto algunos miembros de la Autoridad Palestina condenando el reconocimiento de Trump de Jerusalén como capital de Israel diciendo que la decisión alentará las actitudes extremistas.

Leer: Lieberman llama al boicot económico contra la población palestina que vive en el interior de Israel

Esto tendrá implicaciones globales, también para nosotros, en el Caribe. Ya que es la imposición del Estado de Israel en territorio palestino ocupado, llevará a la existencia de grupos como Al-Qaeda y Daesh. El doctor israelí Yair Hirschfeld, uno de los arquitectos de los Acuerdos de Oslo, dijo que creía que, aunque la decisión de Trump es algo peligroso, podrá ser una oportunidad para reanudar las conversaciones con los palestinos, “que ahora tienen expectativas más realistas”. Manifiestamente, la intención detrás de la declaración de Trump es promover los objetivos sionistas y destruir toda esperanza palestina de un estado viable con Jerusalén Este como capital. Nosotros, desde el Caribe, debemos pedir a nuestros gobiernos que  reconozcan Jerusalén Este como la capital de Palestina, porque parafrasear la declaración de Jerusalén de Trump “es lo correcto”.

 

¿Partición de Jerusalén? Deja entrar a mi gente! – Cartoon [Sabaaneh / MiddleEastMonitor]

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónPalestina

Lalu Hanuman es abogada y secretaria del gurpo Caribe contra el Apartheid en Palestina, un grupo que se solidariza con el pueblo palestino, con sede en Barbados.