Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Un fiscal turco pide 15 años de prisión para activistas de derechos humanos

Imagen de un mitin de Amnistía Internacional [Richard Potts / Flickr]

Un fiscal turco ha pedido sentencias de cárcel de hasta 15 años por cargos de terrorismo para un grupo de activistas por los derechos humanos, incluido el jefe local de Amnistía Internacional, ha declarado Amnistía.

La detención en julio de los activistas, entre las que se incluyen las detenciones de un alemán y un sueco, profundizó las tensiones entre Ankara y los líderes de la Unión Europea que temen que Turquía se desliza hacia un mayor autoritarismo bajo la presidencia de Tayyip Erdogan.

Las detenciones se llevaron a cabo después de que los detenidos asistieran a un taller sobre seguridad digital en una isla de Estambul. Ocho de ellos permanecen detenidos desde entonces, acusados de ser miembros y ayudar a una "organización terrorista armada".

"Esta acusación es poco más que un remiendo retorcido de insinuaciones y falsedades, con la que podemos ser testigos de los defectos del sistema de justicia turco", declaró John Dalhuisen, director europeo de Amnistía Internacional en un comunicado.

"El tribunal debe rechazar todas las acusaciones y asegurarse de que nuestros amigos y colegas sean liberados de manera inmediata e incondicional".

Leer más: Erdogan: Dividir Siria e Irak para sitiar Turquía

Poco después de las detenciones Alemania declaró que estaba revisando las solicitudes de proyectos de armamento de Turquía. Un ministro en Berlín equiparó el comportamiento de Ankara sobre la detención de los activistas con el del gobierno autoritario de Alemania del Este.

La canciller Angela Merkel declaró el mes pasado que el viaje que emprendió Turquía hace ya 12 años para ingresar en la Unión Europea debía detenerse.

El canciller alemán Sigmar Gabriel declaró que estaba muy preocupado por el desarrollo de los recientes acontecimientos.

"La sentencia de hasta 15 años de prisión que se pide para los activistas es totalmente incomprensible para nosotros y no es aceptable", declaró Gabriel en un comunicado, añadiendo que Berlín se puso en contacto con el gobierno turco para tratar el asunto.

Entre los detenidos en julio se encuentran el director turco de Amnistía Internacional, İdil Eser, el ciudadano alemán Peter Frank Steudtner y el ciudadano sueco Ali Gharavi.

Ahora han sido acusados oficialmente, el primer paso en los procedimientos judiciales.

"Estamos haciendo todo lo que podemos para llevar a los ciudadanos alemanes encarcelados, incluyendo a Peter Steudtner, de regreso a Alemania", declaró Gabriel.

El gobierno de Erdogan ha declarado que aquellos miembros de la UE que critican la posición de Turquía frente a este caso, no son conscientes de la inestabilidad a la que se está enfrentando Turquía, sobretodo tras el intento fallido de golpe de Estado.

Más de 50.000 personas han sido detenidas desde el fracaso del golpe y 150.000 personas, entre ellas maestros, académicos y abogados, han sido suspendidas de sus trabajos.

Categorías
AlemaniaAmnistía InternacionalEUEuropa y RusiaNoticiasOrganizaciones InternacionalesSueciaTurquía

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines