Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

41 casos de divorcio diarios en Túnez

Imagen de un juego de scrabble [The Blue Diamond Gallery]

Se registraron en Túnez 14.982 casos de divorcio entre 2014 y 2015, que en promedio asciende a 41 casos al día, según las últimas estadísticas del Ministerio de Justicia.

El divorcio a petición de uno de los cónyuges constituyó el mayor número de rupturas matrimoniales con 7.256 casos registrados, mientras que en 6.241 casos la solicitud de divorcio fue por consentimiento mutuo y las solicitudes de divorcio por agresión ascendieron a 1.485 casos.

Según la misma fuente, entre los 14.982 casos de divorcio registrados, 9.166 fueron iniciados por los esposos, mientras que 5.817 fueron provocados por las esposas.

Lo mismo ocurrió con los casos presentados ante los tribunales, 848 casos iniciados por el esposo en comparación con 637 casos de divorcio solicitados por las esposas, así como el divorcio solicitado por uno de los cónyuges en el que 4.641 eran solicitado por los esposos frente a 2.615 iniciado por las esposas.

Leer: 16.000 abortos anuales en Túnez, la mayoría después de la violación

Las razones de por qué el divorcio ocurre en Túnez son “diversas y complicadas” según el sociólogo Taeib Taouili.

El periódico Assabah citó a Taouili, que declaró que la falta de educación sexual es un factor determinante para que algunos matrimonios no funcionen.

Además de esto, la falta de preparación psicológica y social para la vida cotidiana es también un factor impulsor. Uno de los cónyuges se adapta mal al descubrimiento de comportamientos que no conocía en su pareja, que conoce a menudo tras casarse.

El aumento del uso de redes sociales también ha provocado muchos casos de divorcio según el sociólogo que explica cómo los cónyuges se refugian en “sus familias virtuales” en las que se establecen otras relaciones percibidas como “alternativas” en caso de conflicto entre los cónyuges.

Taouili también criticó la interferencia perjudicial de las familias de los cónyuges que a menudo pueden agravar los conflictos matrimoniales.

Las consecuencias son tensas para la pareja y pueden ser “devastadoras” para una familia en la que los niños están presentes, divididos entre sus padres o siendo testigos de escenas de violencia.

 

 

 

 

Categorías
ÁfricaNoticiasTúnez