Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Turquía pide a Alemania la extradición de participantes en el golpe de Estado fallido

El primer ministro turco, Binali Yildirim, durante la manifestación que recorrio las calles de Estambul como parte de los actos convocados para el día de la Democracia y la Unidad Nacional, que conmemora el fracaso del golpe de Estado de hace un año. [Kayhan Özer / Anadolu Agency]

El canciller turco Mawluud Jawish Uuglu ha anunciado que su país había enviado una demanda a las autoridades alemanas exigiendo la extradición de un destacado miembro de la organización terrorista de Gülen, que considera responsable del intento de golpe de Estado de julio de 2016.
Esta petición se ha producido a través de una declaración hecha por Jawish Uuglu para uno de los canales de la red turca TRT, de carácter oficialista. En la misma Jawish afirmó: “Hay informes que indican que Adil Uuksuz (sospechoso de ser uno de los responsables de la organización de los seguidores de Gülen en las fuerzas aéreas turcas) está en Alemania”, añadiendo que “el Ministerio de Asuntos Exteriores turco ha entregado hoy un requerimiento oficial exigiendo que Alemania investigue si Uuksuz está en su territorio, y de ser así, que sea detenido y extraditado a Turquía.”

Señaló que la Embajada de Turquía en Berlín entregó el requerimiento al Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, y señaló que esta cuestión, que se filtró a  diferentes medios de comunicación a partir de fuentes oficiales, exige, de forma imprescindible, una aclaración.

Respecto a las tensas relaciones entre los dos países, Jawish Uuglu afirmó que su país ha consultado reiteradamente con Alemania la posibilidad de que Turquía hubiera seguido una política hostil hacia ésta, y que Berlín ha negado repetidamente la existencia de tales políticas.

También insistió en la existencia de una campaña contra Turquía en Alemania, que se nutre del racismo, la islamofobia y la hostilidad hacia turcos y extranjeros, y que cuenta con el apoyo de algunos medios de comunicación y políticos del país.

Hizo hincapié asimismo en que su país no necesita valerse de mañas para obtener beneficios políticos a nivel interno antes de las elecciones, mientras que algunos países como Alemania y Austria han hecho de la oposición a Turquía una herramienta para lograr beneficios políticos en el plano nacional.

Leer: Erdogan desafía a la UE prometiendo reintroducir la pena de muerte en Turquía

También recordó que hay más de 3,5 millones de ciudadanos turcos en Alemania, y que su país no quiere ningún mal para ésta, afirmando que no va a encontrar un amigo en el que pueda confiar como en Turquía.

Añadió que la actitud de la Unión Europea en este tema coincide con la de Alemania y que ésta consiste en amenazar a Turquía de vez en cuando; así como que las relaciones entre ambas partes no pueden seguir esta senda de amenazas y chantaje.

También reafirmó la intención de su país de continuar con sus relaciones con la Unión Europea de forma correcta, en tanto que ambos han cooperado estrechamente en ocasiones, teniendo puntos de vista comunes respecto a diversas cuestiones regionales como Siria, Irak y Libia.

Añadió que tras el intento de golpe de estado que tuvo lugar a mediados de julio de 2016 y la consecuente imposición en Turquía del estado de emergencia, la Unión Europea pretende provocar un enfriamiento de las relaciones entre las dos partes, y que su país está experimentando una fase difícil y se ven obligados a tomar medidas contra la organización terrorista de Gülen.

Explicó que su país está haciendo esfuerzos sinceros en el marco de su proceso de adhesión a la Unión Europea, pero las relaciones turco-europeas no acabarán con el distanciamiento que existe en tanto que sentimientos como el racismo, la oposición al Islam y el miedo se impongan en Europa.

Respecto al referéndum de independencia previsto en la región kurda el próximo mes, Jawish Uuglu afirmó: “Esperamos que la región retroceda en su intención de celebrar un referéndum para la independencia de Irak.”

Aseguró que “llevar a cabo el referéndum en el mismo momento en que el país (Irak) está sufriendo todos estos problemas va a exacerbar la mala situación, y puede complicar las cosas hasta propiciar el estallido de una guerra civil”.

El presidente de esta región, Massoud Barzani, ya había emitido un decreto con anterioridad en que fijaba el 1 de noviembre como fecha para celebrar las elecciones generales para la elección del parlamento regional, y el 25 de septiembre del año próximo como fecha para llevar a cabo un referéndum sobre la “independencia respecto de de Irak”.

Este referéndum no es vinculante, y pretende conocer la opinión de la población de las tres provincias kurdas de la región, Erbil, Suleimaniya y Dohuk, y otras zonas en disputa, sobre su deseo de separarse de Irak o no.

Por su parte, Estados Unidos y otros países occidentales temen que el referéndum suponga “desviarse de las prioridades inmediatas, como la derrota de Daesh o lograr la estabilidad”

También se oponen al mismo otras potencias regionales como Turquía e Irán.

Leer: El ministro de Exteriores de Alemania cancela sus vacaciones debido a las tensiones con Turquía

 

Categorías
AlemaniaEspañaEuropa y RusiaNoticiasRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba