Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El líder insurgente somalí, Robow, renuncia al gobierno

Mukhtar Robow Abu Mansur (centro) dando una rueda de prensa de Al-Shabaab durante su período como portavoz del grupo (Foto de archivo)

El antiguo líder insurgente somalí, Mukhtar Robow Abu Mansur, abandona su lucha por el gobierno, según afirmó el pasado domingo un oficial militar, cortando lazos con el grupo extremista Al Shabaab.

Al Shabaab cayó con su ex líder y portavoz adjunto Robow en 2013 y desde entonces él ha estado escondido con sus fuerzas restantes en la selva. Los militantes han lanzado varios ataques para tratar de matarlo o capturarlo.

Un oficial del ejército dijo en junio que se estaban produciendo negociaciones entre el gobierno y Robow pero que no había garantías de que éste fuera a abandonar sus posiciones. Él dijo que había enviado soldados para tratar de defenderse.

“Robow y sus siete guardaespaldas están ahora en Hudur con las autoridades locales. Él será trasladado pronto en avión a Mogadiscio”, dijo a Reuters por teléfono desde la ciudad suroccidental de Hudur el Coronel Mohamed Nur, un oficial del ejército somalí.

Su renuncia se produce dos meses después de que Estados Unidos retirara una recompensa de 5 millones de dólares por su captura y de que le quitara de su lista de patrocinadores del terrorismo tras cinco años en la misma. Por ahora no está claro si la deserción está vinculada a estos hechos.

No obstante, podría dar más libertad a las fuerzas pro-gobierno para operar en las regiones de Bay y Bakool, partiendo en dos el territorio operativo de Al Shabaab.

No se sabe por ahora lo que sucederá con Robow, pero los residentes y un analista tenían dudas sobre el impacto del movimiento.

 “El reciclaje de la insurgencia y de los militantes”

Un residente local, Mohamed Edin, dijo a Reuters:

No es una buena noticia. El gobierno debería eliminar Robow y a los militantes que luchan contra él. De lo contrario, esto es un reciclaje de la insurgencia y de los militantes

Mohamed Aden, un profesor de historia en una universidad de Mogadiscio, habló con Reuters: “Si los criminales no son llevados a juicio, entonces no habrá paz.”

Al Shabaab ha estado luchando durante años para tratar de derrocar el gobierno central de Somalia y gobernar el país del Cuerno de África según su propia interpretación de la ley islámica.

Los militantes, que son aliados de Al Qaeda, fueron expulsados ​​de la capital, Mogadiscio, en 2011. También han perdido ya que casi todos los demás territorios que controlaban tras una ofensiva de las tropas del gobierno somalí y de las fuerzas de paz de la AMISOM, con mandato de la Unión Africana.

Al Shabaab, sin embargo, sigue siendo una importante amenaza y con frecuencia lleva a cabo atentados contra objetivos militares y civiles tanto en Mogadiscio como en otras ciudades.

Leer: Somalia: un comandante clave del al-Shabaab muerto

Categorías
ÁfricaNoticiasRegiónSomalia

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba